Adrián Barbón del PSOE: “Apostamos por el relevo e incrementaremos las ayudas a la incorporación hasta los 100.000 euros”

0
2059

-Valoración de la nueva PAC.

-Muy positiva. Partíamos de muchas incertidumbres tras el Brexit. Y no solo se han logrado mantener los presupuestos, sino que este año los ganaderos y agricultores asturianos tendrán el mayor apoyo de la historia, con 105 millones de ayudas directas. Es muy importante la posición conjunta de la Cornisa Cantábrica adaptándose a las necesidades de nuestro modelo de explotación familiar. Ahora toca acompañar a ganaderos y agricultores para que aprovechen estas ayudas al máximo y estamos negociando con el Ministerio condiciones de flexibilidad que faciliten esta transición. Asturias contará con cerca de 600 millones de cofinanciación PAC y será clave para dar seguridad a ganaderos y agricultores, generar oportunidades de emprendimiento y relevo generacional.

-¿Qué opina de la inclusión del lobo en el LESPRE? ¿Y del retraso del pago de los daños? ¿Qué piensa de la labor de la reciella?

-Mantenemos con firmeza nuestra oposición política, administrativa y jurídica a su catalogación y defendemos la recuperación de nuestro Plan de Gestión. Mientras, no hemos parado. Hemos hecho nuestro trabajo, revisado los censos, y exigimos al ministerio que haga el suyo y aplique las excepciones de la nueva estrategia nacional. También subimos periódicamente los baremos para el pago de daños y reducimos el periodo medio de pago. Queremos facilitar un pago rápido y sencillo.

Nuestra preocupación es global, pero el mayor riesgo es para el ganado menor y la reciella. Activamos nuevas subvenciones para prevención e infraestructuras para los ganaderos, pero nos preocupa perder la reciella por ser base de algunos de nuestros quesos y por la pérdida de los pastos de montaña. Seguiremos oponiéndonos para revertir la catalogación.

-Después de los incendios. ¿Cuál es su valoración? ¿Qué modificaciones realizaría en la Ley de Montes?

-Se ha producido una oleada de incendios provocados sin precedentes, hasta 135 simultáneos. Sus responsables son criminales y han realizado acciones propias de terroristas ambientales, poniendo en peligro la vida de personas y pueblos. Reitero el reconocimiento a quienes lo han dado todo para protegernos: Bomberos, Guardería de Medio Natural, UME, BRIF, empresas forestales, cuerpos de seguridad, personal sanitario, protección civil y a los ganaderos y habitantes de nuestros pueblos, principales damnificados, que pusieron sus medios y esfuerzo para salvar su forma de vida. Nuestro esfuerzo se centra en la reconstrucción de las zonas afectadas. Lo haremos con el criterio de los expertos y la participación de los habitantes del medio rural. La primera iniciativa en el próximo mandato será la presentación de una proposición para reformar la Ley de Montes, que pasará a llamarse Ley de Montes y Prevención de Incendios Forestales. Se trabajará en el diseño inmediato de una nueva resolución global de prevención de incendios, con especial atención al terreno cercano a las poblaciones. Se impulsarán políticas de autoprotección de los pueblos, en colaboración con los ayuntamientos, que impulsen la gestión de biomasa en núcleos rurales, las infraestructuras de extinción, la formación de la población y la coordinación de dispositivos de protección civil. Además, el Consejo de Gobierno acaba de aprobar el plan de choque contra incendios, que subvencionará al 100% la reforestación e incluirá ayudas directas a propietarios y ayuntamientos.

-Se prevé una bajada del precio de la leche y se ha dejado de cebar terneros por el aumento de costes. ¿Cómo ve el futuro?

-Asturias es una región ganadera y es un sector fundamental. Nuestro compromiso con los ganaderos y ganaderas es máximo. Las administraciones hemos impulsado ayudas sin precedentes, como los 20 millones de ayuda extraordinaria a las explotaciones de leche y carne en 2022 o los 4 millones en 2023 para vacuno de cebo. Hoy, tras marcar máximos, el precio de la leche empieza a contenerse. Estaremos vigilantes para que siga habiendo un precio justo para el productor. Y en la carne se ha reducido la producción por el incremento de costes del cebo, con lo que tenemos menos valor, pero se está incrementando el precio en origen.

Apoyaremos al sector para que tenga ayudas estructurales que le permitan competir, y apostaremos por su formación y profesionalización para lograr mayor rentabilidad.Asturias seguirá siendo una región ganadera y agroalimentaria. Hay fuertes apuestas de nuestra industria láctea y de la distribución por asociarse a la ‘marca Asturias’ y queremos que nuestros ganaderos puedan aprovecharlo. Nuestra producción agroalimentaria, los ‘alimentos del Paraíso’, es de máxima calidad, y seguiremos apostando por ello.

-Para mantener las ganaderías con titulares de más de 50 años ¿qué medidas tomarán?

-El relevo generacional es clave. Hay que dignificar la ganadería y el medio rural, haciéndolo atractivo para jóvenes y mujeres. La nueva PAC apuesta por un apoyo específico a las mujeres y por el enfoque de las ayudas de incorporación y de emprendimiento en el sector agrario. Están enfocadas a favorecer el acceso al sector a los jóvenes (hasta 40 años) y también a aquellas personas que con más de 40 años vuelven al campo y ahora no tenían ayuda. También está la nueva ayuda a la sucesión de explotaciones, con la que se busca incentivar el relevo en aquellas que son rentables y, por ejemplo, no tienen quien se haga cargo de ellas en el ámbito familiar.

-Las ganaderías cuya base territorial es el monte comunal enfrentan los problemas del matorral y la fauna salvaje, ¿tienen futuro?

-Sí, y cada vez tendrán más apoyo estructural por su capacidad para producir de manera sostenible. Hemos doblado la ayuda PAC a zonas de montaña, razas autóctonas y Red Natura. Aprovechar nuestra base territorial es uno de los grandes factores de rentabilidad de nuestra ganadería. Este aprovechamiento de toda la superficie pastable es prioritario. En la nueva PAC hemos priorizado que no se pierda ni una hectárea de pasto. Apostamos por mantener la superficie actual e introducir ayudas al desbroce y limpieza de pastos comunales. Anunciamos la creación de una red de pastizales públicos para el control de grandes incendios que se pondrán a disposición del aprovechamiento ganadero. Invertiremos para que nuestros pastos de montaña tengan buenas infraestructuras ganaderas, de captación de agua…

-Hablemos de relevo generacional. ¿Cree que esta situación incentiva a los jóvenes?

-Es uno de los objetivos. En la última convocatoria introducimos cambios que favorecen el relevo generacional y el impulso de nuevas explotaciones. Flexibilizamos los requisitos para acceder a los planes de mejora. Hemos puesto el foco en la rentabilidad, en las condiciones particulares de cada caso y en las condiciones de vida de las personas, potenciando la formación. En 2022, incrementamos la cuantía de las ayudas de incorporación y pasaron de 50.000 a 70.000 euros de máximo. Incrementaremos ese importe hasta 100.000 euros.

-Sobre el despoblamiento en las alas asturianas, ¿qué planes tienen?

Son problemas globales que afectan a buena parte de los países desarrollados. Es una prioridad. En esta legislatura impulsamos medidas decididas, como las iniciativas fiscales y de ayudas a la natalidad y al cuidado de niños del presupuesto de 2023. Continuaremos en esa línea y nos hemos comprometido, una vez se constituya la nueva Junta General, a registrar una ley de Reto Demográfico para hacer de nuestro medio rural, de las alas de Asturias, un lugar atractivo para vivir y trabajar. Proponemos un Plan Retorna Joven con ayudas de hasta 3.000 euros, más deducciones fiscales para quien venga a vivir al Principado y también a quien lo haga en concejos en riesgo de despoblación, e iniciativas para apoyar la creación de empleo como un incremento del ticket rural hasta 50.000 euros.