Asturias, Galicia, Cantabria y Castilla y León trabajan para dar seguridad jurídica a los controles poblacionales de lobo

0
499

Los gobiernos de Asturias, Galicia, Cantabria y Castilla y León continúan trabajando de manera coordinada para dar seguridad jurídica a la realización de controles de la población de lobos. Las cuatro comunidades autónomas exploran todas las opciones que permitan aplicar en todos sus términos sus planes de gestión del lobo ibérico, incluida la realización de extracciones con plenas garantías jurídicas.

La Dirección General del Medio Natural del Gobierno del Principado ha remitido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico un informe-propuesta que desarrolla la disposición adicional primera de la orden ministerial que incluyó al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre). El objetivo es poder realizar controles en el marco del II Plan de Gestión del Lobo de Asturias.

Además, se ha enviado la primera propuesta para realizar un control poblacional de lobos en el Parque Nacional de los Picos de Europa. Se trata de un territorio de alta montaña donde se practica la ganadería extensiva y se han implementado medidas preventivas, como los cercados electrificados y el pastoreo con perros. No obstante, siguen registrándose daños a la cabaña ganadera por los ataques de lobos.

El Principado valora positivamente el trabajo que están desarrollando conjuntamente y de forma coordinada las cuatro comunidades autónomas citadas. En este sentido, confía en que iniciativas como las llevadas a cabo por Cantabria y Asturias contribuyan a dar seguridad jurídica a las actuaciones en este ámbito.

Asturias, Galicia, Cantabria y Castilla y León concentran la mayor parte de la población de lobos de España.