El Matadero Central de Asturias, certificado en bienestar animal bajo el referencial Welfare Quiality por quinto año consecutivo

0
2710

Entrevista a Lara Alonso, responsable de Calidad y Bienestar Animal del Matadero Central de Asturias

Por quinto año consecutivo el Matadero Central de Asturias se ha certificado en bienestar animal bajo el referencial Welfare Quiality. Además se ha dado en una fecha muy significativa, el 29 de septiembre, en la que también entra en vigor la última Ley de Bienestar Animal. El Matadero Central de Asturias desde su apertura en 2018 apostó de manera explícita por el bienestar animal cuando una entidad pudo certificar este buen hacer. Desde ese momento y hasta el día de hoy, continúan en esta línea, siendo el único matadero en la región en poseer esta certificación.

-Renuevan su certificación, ¿qué significa para ustedes?

-Mediante esta certificación, en la que durante dos jornadas consecutivas se evalúa la totalidad de la actividad del matadero, el macelo de Noreña obtiene una puntuación cada año más elevada, quedando solo a tres puntos de la excelencia. Somos pioneros de la instalación de un sistema de video vigilancia en las zonas de animales estabulados, desde el inicio de la reapertura en 2018, algo que ha sido puesto en vigor por la legislación desde agosto del año actual. Por ello se nos otorga también la distinción en cuanto a la concienciación en este tema y por garantizar una actividad que garantiza al consumidor final el cumplimiento de toda la normativa vigente.

-¿Y qué supone disponer de esta certificación para sus clientes?

-En esta certificación, los pilares fundamentales para preservarla día a día son los trabajadores del Matadero Central de Asturias con su formación, concienciación y profesionalidad en el desempeño de sus funciones. Trabajan para ofrecer a todos los clientes la excelencia de sus productos, dándoles la oportunidad de aplicar a la totalidad de la cadena alimentaria la certificación en bienestar animal desde la granja a la mesa.

-¿Es duro mantenerla?

-Es nuestra manera habitual de trabajar. Quiero agradecer de manera personal en primer lugar a mis compañeros, sin ellos no sería posible garantizar y preservar esta certificación, sin dejar ningún eslabón de esta cadena de potencial humano que posee el Matadero Central de Asturias: personal de mantenimiento, que hacen que las instalaciones se mantengan en las mejores condiciones para alcanzar la máxima puntuación en esta certificación; el personal de recepción de ganado, los cuales hacen posible y ponen de manifiesto en su día a día su conocimiento y formación en el manejo de los animales alzando la puntuación; el personal de la línea de producción, que mediante su profesionalidad garantizan un producto de calidad y seguro además de al personal de administración y dirección de la empresa. En segundo lugar a todos los clientes, entradores, mayoristas y transportistas que confían día a día en nuestra empresa y que pusieron todos de su parte para poder llevar a cabo esta certificación.

-¿Cuál es su próximo reto?

-La inquietud del Matadero Central de Asturias en cuanto a dar los mejores servicios y garantizar a sus clientes la excelencia en sus productos, hace que día a día mejoremos nuestras instalaciones y vayamos hacia un próximo reto, que es la certificación IFS Global Markets. La dirección de la empresa y yo, confiamos plenamente en la profesionalidad de nuestros trabajadores, haciendo que este reto esté cada día más cerca de la realidad.