Eva Pando sustituye a Antonio Romero en la dirección de la Fundación Caja Rural de Asturias

0
1199

El patronato de la Fundación Caja Rural de Asturias aprobó en su reunión ordinaria el nombramiento de Eva Pando como directora de la Fundación Caja Rural de Asturias en relevo de Antonio Romero, que asumía este puesto conjuntamente con la dirección de Caja Rural de Asturias.

Para Antonio Romero, el plan de expansión de Caja Rural de Asturias, hoja de ruta que define la estrategia que la entidad financiera ha de seguir para alcanzar sus objetivos de crecimiento, fue determinante para sumar en tiempo y forma a Eva Pando como directora de la Fundación Caja Rural de Asturias .

“Estamos muy satisfechos con su incorporación a la Fundación Con un perfil profesional y personal indiscutible, Eva aportará a la entidad el dinamismo y la experiencia necesaria para hacerla crecer. Sabrá mantener e impulsar el espíritu de la actividad social en los territorios en los que operamos y trabajar con la intención de devolver la confianza que nuestros clientes nos han confiado”.

Eva Pando Iglesias (Moreda, 1971) es ingeniera industrial titulada en la Universidad de Oviedo y máster en Administración de Empresas por la Universidad Politécnica de Madrid. En 1997, comenzó a trabajar en la Sociedad Regional de Promoción (SRP), uno de los brazos ejecutores del antiguo Instituto de Fomento Regional (IFR) –futuro Idepa– como analista de operaciones y coordinadora del departamento de Análisis de Inversiones.

Desde enero de 2005, dirigió el Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) de Asturias, organismo de apoyo a la creación y consolidación de empresas innovadoras, especialmente de base tecnológica. En 2015 tomó las riendas del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa), y llevó a cabo el proceso de transformación de éste en la Agencia de Ciencia, Competitividad Empresarial e Innovación (Sekuens).

La directora de la Fundación Caja Rural de Asturias inicia esta nueva etapa “como una gran oportunidad de crecimiento personal y profesional tras más de 25 años dedicada al impulso empresarial y al desarrollo económico y social desde empresas del sector público”. “Afronto con mucha ilusión-añade- el reto de trabajar para Caja Rural de Asturias, una entidad con propósito que posee unos valores de cercanía al cliente y compromiso con el territorio con los que me siento muy alineada. Y hacerlo además,  -subraya Eva Pando-, a través de su Fundación, el vehículo desde el que la Caja devuelve a la sociedad todo lo que ésta nos da”.

La Fundación Caja Rural de Asturias, que preside Fernando Martínez, es una entidad sin ánimo de lucro que desde 1986 permanece en actividad gracias a las donaciones que realiza anualmente Caja Rural de Asturias. Con un capital que supera los 26 millones de euros, destina los intereses que genera su patrimonio y las aportaciones anuales que recibe de la Caja,  a programas con impacto transformador en las áreas de educación, cooperación al desarrollo, sostenibilidad, investigación científica y técnica, entre otras actividades.

Nuestro Compromiso, nombre que engloba cada ejercicio los programas y actividades que desarrolla la Fundación Caja Rural de Asturias junto al Fondo de Educación y Promoción (FEP), que articula el retorno del 10% del beneficio económico de la Caja, destinó en el pasado ejercicio más de dos millones de euros a la sociedad asturiana.

Para Eva Pando, “los nuevos objetivos y ejes de actuación primordiales de la Fundación Caja Rural de Asturias tendrán que ver con los procesos de innovación, en cualquiera de sus ámbitos; desarrollo tecnológico, sostenibilidad y lucha contra la despoblación en el territorio con acciones que favorezcan el asentamiento y emprendimiento en el medio rural”.