Graciela Valle, Julia Bombín, Engracia Linde y Asociación Cultural Llacín, premios María Luisa de Gastrollar22

0
656

El Centro Social La Caballería de Soto de Ribera acogió ayer la presentación oficial de la segunda edición de Gastroḷḷar, renombrada este año como Gastroḷḷar22. En el acto oficial estuvieron Lluis Nel Estrada, director de Gastroḷḷar22; Begoña López Fernández, directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación del Principado de Asturias; Gemma Álvarez Delgado, presidenta de la Asociación para el Desarrollo Rural de la Montaña Central de Asturias y alcaldesa de Lena; Javier Nievas, responsable de Medio Rural de la Caja Rural de Asturias y Tomás Manuel Fernández Muñiz, alcalde de Ribera de Arriba.

En la presentación se remarcó el gran interés de las ponencias para el sector asturiano de la restauración y la agroalimentación, además de para el gran público. También se recordó que todas estas ponencias se retransmitirán en directo a través de YouTube, accesible desde la página web del congreso: www.gastrollar.com.

Todavía están abiertos en la página web del congreso los formularios de inscripción para asistir, a excepción de la gala de entrega de los Premios María Luisa García del martes 8 de noviembre en el Pozu Espinos de Mieres, que ya ha completado su aforo.

El acto de presentación de Gastroḷḷar22 también fue el escenario del anuncio público del fallo de la segunda edición de los Premios Gastronómicos María Luisa García. El jurado de los premios estuvo presidido por el crítico gastronómico Carlos Maribona. Las personas premiadas son:

  • Premio María Luisa García a la producción local / Alimentos del Paraíso Natural a GRACIELA VALLE FERNÁNDEZ. Productora de Quesu Gamonéu del Valle, y actual presidenta de la DOP Gamonéu. Ganadera y quesera. Al frente de una explotación creada desde su origen por la galardonada, en compañía de su pareja. Poniendo en valor la trayectoria familiar (cuarta generación de ganaderos/queseros); contribuyendo a la consolidación del sector en el valle y proyectando el buen hacer y las buenas prácticas. Como presidenta de la DOP Gamonéu desde 2021 capitanea un Consejo Regulador de jovenes ganaderos y productores queseros que ejemplifican la implicación en la unidad del sector agroganadero asturiano y la apuesta por la calidad, el origen y el trabajo comunitario en el medio rural.
  • Premio María Luisa García a la proyección local / Caja Rural de Asturias ASOCIACIÓN CULTURAL LLACÍN de Porrúa (Llanes). Con más de 500 asociados, de los que la mitad participan activamente de la vida asociativa de El Llacín, los trabajos e iniciativas de esta asociación cultural no se han desviado en ningún momento de sus objetivos sociales, empeñados en la fijación de la población en el medio y en su desarrollo social y cultural.
    La gestión de la donación que dio pie a un museo etnográfico comarcal, reconocido y
    calificado como tal por el Principado de Asturias. La puesta en marcha de una escuela de
    música tradicional con aulas en diez localidades distintas del concejo de Llanes, junto a
    otros como Ribadesdeva, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja. La formación de tres
    bandas de gaitas (Llacín, Tornallás y La Bandina). La participación, como anfitrión el el
    proyecto “Pueblo Cultural de Europa” en 2008, así como sus constantes actividades
    culturales a lo largo de todo el año, tales como “el mercáu de Porrúa” con 14 ediciones a
    sus espaldas o la romería de “Llaciniegu” son algunos de sus méritos de una larga lista para ser merecedores de este galardón.
  • Premio María Luisa García a la trayectoria profesional /Grupo Hunosa (España / Portugal) a JULIA BOMBÍN de Taberna Asturianos (Madrid). Nacida hace 79 años en un pueblo de Burgos. Con 16 años se trasladó a Valladolid para ganarse la vida cosiendo y zurciendo, y poco después a Madrid para trabajar en el negocio hostelero de su hermana y su cuñado. Allí conoció a su marido, el asturiano Belarmino Fernández. Juntos abrieron en 1965 el bar Asturianos. Desde entonces ha estado al frente de la cocina, donde sigue a día de hoy con sus platos tradicionales que congregan a todo Madrid: fabada, pote de berzas, verdinas con marisco, morcillo estofado, sardinas marinadas en sidra o flan de queso. 57 años al pie del cañón dando muy bien de comer avalan su galardón.
  • Premio María Luisa García a la trayectoria profesional / Cocina de Paisaje a ENGRACIA LINDE de Bar Blanco (Cangas de Narcea). Engracia Linde y su marido Pepe Ron abrieron en 1959 el Bar Blanco. Hoy día conserva la esencia de antaño, con su barra de madera y su auténtico suelo hidráulico. Pero sobre todo guarda el sabor de la cocina de Engracia. No hay generación que no haya probado su comida, sus increíbles guisos y sus inigualables empanadas. La cocina de fuego lento, de mandil de cuadros, de medidas a ojo, …es la esencia de Engracia, del Bar Blanco.
    Un modo de entender la cocina que aún se mantiene, donde aún te puedes encontrar a
    Carmina llevando las Fresas de Llano o en su día a los mejores pescadores con las truchas del rio Coto. Cocina de producto, de Kilómetro 0, slow food, le llaman ahora, y que Engracia, como muchas otras guisanderas, lo hacía sin etiquetas, pero con mucho sentido común y sabiduría.
    Hoy día, el Bar Blanco es una de las referencias de la cocina asturiana, de la cocina de
    paisaje, y lo es por esa generosidad de Engracia de estar y compartir. Sus hijos Pepe y
    Quique han recogido su testigo con maestría, respeto y revolución.