FIMA 2022, abría ayer sus puertas con un gran apoyo sectorial

0
509

Hasta el próximo sábado, 30 de abril, feria de Zaragoza presentará las tendencias del sector agrícola, con la presencia de 1.130 marcas expositoras de los cinco continentes. De
ellas, más de 100 empresas exponen por primera vez en FIMA. El presidente de feria de Zaragoza, Manuel Teruel, ha destacado que la Feria Internacional de Maquinaria
Agrícola es la feria más importante del sur de Europa, convirtiéndose así, durante cinco jornadas, en el gran salón de los profesionales del sector agrícola, quienes tendrán la oportunidad de encontrar equipos de última generación y las técnicas más novedosas.
Teruel ha puesto de manifiesto que este año se presenta como una oportunidad, a pesar de las circunstancias derivadas del Covid, la inestabilidad general y la guerra de Ucrania, algunas de los cuales han sido indicadores clave para cambiar las fechas de celebración.

Esta edición número 42 ofrece pretende concentrar al sector y crea un vínculo ineludible con la edición de 2024. Por su parte, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha explicado que la celebración de FIMA es una excelente noticia para la innovación en el sector agrario y para el turismo de negocio de la comunidad autónoma. Del mismo modo, y en declaraciones del presidente, los objetivos de este salón están alineados con algunas de las prioridades del Gobierno de Aragón, que tienen que ver con la agroalimentación y con la
innovación del sector agropecuario. Este próximo viernes, se publicará en el Boletín Oficial de Aragón una línea de ayuda de 5.5 millones de euros, para impulsar la modernización y digitalización de las explotaciones agroganaderas, para eliminar emisiones difusas y hacer más sostenible esta actividad.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha destacado que la celebración de FIMA es muy importante para la ciudad de Zaragoza y para todo el sector agrícola, que ha sido muy importante en tiempos de pandemia, y que ahora está sufriendo la crisis energética y de las materias primas. Considera que FIMA es “una ventana de modernización y desarrollo”.