Asturias Ganadera califica de éxito su posible entrada en las mesas sectoriales de trabajo

0
170

La plataforma convocó una cencerrada tras la reunión con Alejandro Calvo, consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, para exigir ser recibidos por Adrián Barbón. “La insistencia en las pequeñas ‘lloqueradas’ es para seguir recordándole a Barbón que, aunque hablemos con el consejero, seguimos exigiendo una reunión con él. Así como exigir a Delegación de Gobierno que cese este acoso que, en lugar de menguar, está creciendo. Hay una verdadera persecución política contra Asturias Ganadera”, denunció Xuan Valladares, su portavoz, quien explicó que “hemos demostrado una capacidad de unión en el sector que es peligrosísima y van por la entidad y, lógicamente por las cabezas más visibles”.

Respecto a su valoración sobre la reunión con el consejero, Valladares destacó que “la buena noticia es producto de las movilizaciones. De estar siendo ninguneados durante dos años y medio por el consejero, y que ahora acepte esto es claramente un éxito y una demostración de la capacidad de unión que estamos teniendo”. En cuanto
a la respuesta del consejero, el portavoz de Asturias Ganadera desveló que “sí mostró una
predisposición real en considerar que Asturias Ganadera debe tener representantes en todas las mesas de trabajo que afectan al medio rural. Es muy importante, si estamos dentro de las mesas, vamos a ver qué propuestas hacen y tenemos la posibilidad
de aportar ideas”, añadió. Respecto a los tiempos que se plantean para su inclusión en las mesas de trabajo, Xuan Valladares explicó que “queríamos compromisos y fechas concretas. Nos pidieron que lo hiciéramos por escrito en el registro y ellos, que tienen una reunión con el Consejo Agrario, lo van a plantear para hacerlo partícipe de esta decisión. En diez días, se supone que se confirma que estaremos en todas las mesas. Las que están dormidas las despertaremos”.

Montes vecinales
La clasificación de los montes vecinales en mano común fue otro de los puntos tratados en la reunión con el consejero. Según el portavoz de Asturias Ganadera, “hay un juego de
compromisos de mínimos. El consejero apela a que se resucitó el jurado de clasificación pero son tres montes los únicos clasificados en los últimos tres años. Esto es muy insuficiente. Nos quedó claro que no hay un apoyo decidido. Están al trantrán de lo que los técnicos van decidiendo en los expedientes, cuando sabemos que los técnicos que dominan tejido están abiertamente en contra del proceso”. En cuanto al compromiso de la Consejería de resolver el 70% de los expedientes antes de que acabe la legislatura, Valladares auguró que “si se llega a cumplir esta propuesta, será con muchas negativas porque la gente que lo decide es muy reacia”.

Ley de caza
Los cambios en la ley de caza solicitados por Asturias Ganadera fueron otro de los temas en los que se centró la reunión sin llegar a concretar un acuerdo. Para el portavoz de Asturias Ganadera, “estos cambios obligarían por ley a pagar a los gobiernos de turno por los daños reales, directos e indirectos que crea la fauna salvaje. Lo habría que hacer en tiempo y forma e incluyendo el lucro cesante. Sería una ruptura con las injusticias que hay ahora en este tema”. En cuanto a la respuesta de la Consejería, indicó que “no les gusta obligarse a sí mismos a tener que cumplir con esto. El consejero se desmarcó de esa posibilidad y argumentó que las soluciones pasarían por pequeños cambios en normativas y reglamentos. No aceptan que sea una ley la que lo recoja porque un reglamento se puede no cumplir”.

Situación de los imputados
Asturias Ganadera también se interesó por la situación de los cinco imputados por los incidentes ocurridos en la manifestación de diciembre del año pasado. Según Valladares, “no es una competencia de Agricultura, pero sí tiene un vínculo institucional con el Gobierno. Queríamos saber si están haciendo algo para localizar a la señora de las peinetas que provocó a la gente aquel día”. En ese sentido, denunció que “claramente, no están haciendo nada. Se excusan en que hay muchos trabajadores y que no les corresponde. Si ellos quisieran, sería muy fácil localizarla”.