Los World Cheese Awards, una ventana al mundo para el sector lácteo asturiano

0
313

Oviedo se convertirá en capital mundial del queso entre los días 3 y 6 de noviembre con motivo de los World Cheese Awards, el festival más reconocido a nivel internacional. En la cita participarán más de 4.000 quesos de diferentes países y habrá un jurado internacional compuesto por 250 expertos, lo que da cuenta de la magnitud del evento. Una semana antes de su celebración, nuestro programa ‘Mirando al Futuro’ reunió en Sotres a Begoña López, directora general de Medio Rural e Industrias Agrarias del Principado; Javier Nievas, responsable de Medio Rural de Caja Rural de Asturias; Celina Quirós, gerente del Laboratorio Interprofesional Lechero de Asturias (Lila) e Isaura Souza, presidenta de la Asociación de Queseros Artesanos, para conocer su visión sobre los World Cheese Awards y lo que pueden significar para los productores asturianos.

En ese sentido, Begoña López explicó que “hemos apostado por traer este concurso a Asturias porque el sector lácteo y quesero asturiano lo merece. Somos la gran mancha quesera europea y me aventuro a decir que del mundo por metro cuadrado”. Respecto al número de variedades, López destacó que “hemos hecho un estudio para saber la cantidad de quesos con características organolépticas diferentes que hay en Asturias y descubrimos que tenemos más de 300 variedades. Eso da lugar a ver la magnitud y la importancia de nuestros quesos”. Para la directora general, “que el World Cheese Award se haga en Oviedo es una ventana al mundo para todo el sector lácteo y no podíamos dejar pasar esa oportunidad. Es un campeonato mundial y tiene un reclamo importantísimo, tanto para el sector como para gente que no forma parte de él. Traer a Asturias más de 4.000 quesos y que la gente tenga la oportunidad de verlos y probarlos es una oportunidad única”.

Desde el ámbito financiero, Javier Nievas indicó que la participación de Caja Rural de Asturias como patrocinadora del festival “lo encajaría como un acto de generosidad por parte de la entidad que represento. Nos hemos empeñado en que los World Cheese salgan bien y vamos a apostar todo lo que podamos porque no hay un beneficio propio directo”. Para Nieva, “más allá del pequeño motor económico que supone el sector quesero asturiano, es todo aquello que representa desde un punto de vista de sostenibilidad y de medio ambiente. Muchas veces, simplemente vemos un producto agroalimentario, pero también es riqueza, paisaje y cultura”.

En materia de gestión, Celina Quirós apuntó que “desde el Lila, colaboramos y ayudamos en muchas tareas dirigidas al World Cheese. Además de ayudar a los productores en la clasificación e inscripción de sus quesos en el festival, hemos integrado sus necesidades y las hemos trasladado a la organización a la hora de reservar espacios, tramitar acreditaciones o enviar quesos a los distintos espacios”.

“El evento es algo positivo para el sector porque vamos a intentar dar visibilidad al patrimonio quesero que tenemos en Asturias, pero tenemos que ir un poco más allá”, remarcó Isaura Sousa, quien incidió en la necesidad de “mostrar el patrimonio gastronómico y cultural. Que se conozca Asturias por todos los valores y todo lo que representa. Creo que es un proyecto muy ambicioso que puede ser beneficioso para el sector y espero que sea todo un éxito”, añadió.

“Nos sentimos muy orgullosos de trabajar con las DOP y con el sector quesero en general. Estamos muy ilusionados con el World Cheese y tenemos mucha gana de que llegue”, explicó Celina Quirós, para quien “hemos evolucionado mucho a nivel de técnicas, inmediatez y fiabilidad. Hay todavía mucho que hacer pero doy fe de que se ha hecho mucho porque he visto el avance durante los últimos años”. “La Asturias como país de los 40 quesos es algo que quedó atrás. Tenemos más de 300 variedades y 97 queserías”, coincidió Javier Nieva, quien desveló que “hemos editado un libro en el que están representadas las 327 variedades de quesos para que sirva como guía de trabajo a los jueces del concurso”.

En cuanto al trabajo realizado en la promoción, tanto de los quesos, como de otros productos asturianos bajo la marca ‘Alimentos del Paraíso, Begoña López subrayó que “podemos mejorar mucho más, pero estoy orgullosa de lo que estamos sacando adelante. Creo que el trabajo va por buen camino pero tenemos que seguir escuchando y saliendo al territorio”. Respecto a los retos a afrontar por el sector, Isaura Souza explicó que “para los queseros, la burocracia, el lobo, la falta de logística, el relevo generacional y el despoblamiento son grandes problemas”.