El Gobierno de Asturias lanzará este semestre las ayudas para paliar las pérdidas forestales causadas por los incendios en Valdés y Tineo

0
1054
El Gobierno de Asturias lanzará este semestre la convocatoria de ayudas directas para paliar las pérdidas forestales causadas por los incendios que asolaron los concejos de Tineo y Valdés entre el 29 de marzo y el 9 de abril de 2023. Esta línea, dotada con tres millones, se podrá ampliar en función de la demanda de los propietarios perjudicados.

El Consejo de Gobierno ha repasado hoy el balance de las actuaciones realizadas en los últimos doce meses, tras la oleada de fuegos que afectaron a 51 municipios y 32.000 hectáreas: 12.000 arboladas, 18.000 de matorral, 500 de pastizal y 1.500 dedicadas a otros usos. Los incendios provocaron daños de gran consideración en masas arboladas de regeneración natural y repoblación forestal, tanto en terrenos de utilidad pública como privados.

La Dirección General de Gestión Forestal de la Consejería de Medio Rural y Política Agraria trabaja desde hace semanas en la elaboración de las bases de la convocatoria, de gran complejidad. Para ello, cuenta con un estudio elaborado mediante una técnica de teledetección óptica que utiliza luz láser para obtener una muestra de la densidad de la masa arbolada afectada por el fuego. De este modo, es posible valorar, entre otros parámetros, la altura y la superficie dañada, lo que servirá de referencia para calcular la cuantía que corresponde a cada parcela afectada a la hora de conceder las subvenciones.

Por otra parte, el Principado ha ampliado hasta los 1,4 millones las ayudas destinadas a restaurar masas forestales quemadas, unos fondos que permitirán a particulares y ayuntamientos realizar inversiones en repoblación, tratamientos silvícolas y prevención.

Además, Medio Rural ha suscrito un convenio con 74 concejos que recibirán en esta legislatura 18 millones para la mejora de infraestructuras rurales y de prevención de incendios. Esta medida facilitará una gestión eficiente de los recursos y beneficiará a los habitantes del medio rural.

En términos generales, los presupuestos autonómicos para este año recogen un incremento del 43% para políticas forestales, hasta un total de 12,3 millones, una muestra de la importancia de este sector para el Gobierno de Asturias.

Paralelamente, la Consejería de Fomento, Cooperación Local y Prevención de Incendios avanza en la ejecución del nuevo plan que ordena los recursos para la gestión integral de incendios forestales. El programa anual de vigilancia, prevención y extinción, fruto del trabajo coordinado entre las consejerías de Fomento, Cooperación Local y Prevención de Incendios y de Medio Rural y Política Agraria, desarrolla la normativa estatal en esta materia y está alineado con la Estrategia Integral de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales de Asturias 2020-2025.

Con el fin de garantizar una respuesta más efectiva ante el fuego, el presupuesto del Sepa ha subido este año un 10% y ahora se sitúa en 44 millones. Este aumento permite cubrir la creación de nuevas plazas de bomberos y personal de emergencias. También incluye los fondos para la compra de vehículos y equipamiento.

Las plazas de bomberos de nueva creación alcanzan las 79. Hasta ahora se han incorporado 9 bomberos rescatadores y en las próximas semanas se sumarán 66 bomberos conductores, una medida que permitirá reforzar la atención a las emergencias en los 19 parques de Asturias. El Sepa alcanzará este año una plantilla de 603 personas.

El Gobierno de Asturias basa la gestión integral de los incendios en rigurosos principios de custodia del territorio y evaluación de riesgos. En este sentido, y siguiendo las recomendaciones de la Fiscalía de Medio Ambiente, se está revisando la normativa de prevención de incendios y reorganizando y reforzando las brigadas de investigación (Bripas), cuyas vacantes se han cubierto íntegramente. Además, se han dotado de un carácter especializado en el ámbito técnico-jurídico y en relación con el Servicio de Agentes Medioambientales.

Para reforzar la vigilancia preventiva, se mejorarán los recursos y medios disponibles para los agentes medioambientales. Se han presupuestado específicamente todos los recursos necesarios para el reconocimiento efectivo de la categoría de Cuerpo de Agentes Medioambientales y la aplicación de la turnicidad para una mejor organización del trabajo. Asimismo, se refuerzan las competencias de policía judicial genérica para los 250 miembros de este grupo.

Respecto a los medios materiales, se han instalado cámaras de vigilancia y se han incorporado drones con capacidad para vuelo nocturno que permiten captar imágenes térmicas, entre otras acciones.

  • Avances en el último año

Algunas de las medidas más relevantes impulsadas por el Gobierno de Asturias para mejorar la prevención y gestión de incendios en los últimos doce meses se resumen a continuación:

  • Suscripción de un convenio con 74 ayuntamientos, por valor de 18 millones, para facilitar la mejora de infraestructuras rurales y prevención de incendios.
  • Aprobación de un gasto de casi 2,6 millones, en septiembre de 2023, para la compra de siete autobombas forestales.
  • Aprobación de una partida de 1,42 millones, en octubre de 2023, para la adquisición de diez equipos de excarcelación y una autoescalera.
  • Resolución de 21 de abril de 2023 para flexibilizar y agilizar procedimientos administrativos. Con carácter extraordinario, se habilitó la corta de arbolado incendiado y la fórmula de declaración responsable para tramitar las solicitudes correspondientes.
  • Elaboración de un borrador para la modificación puntual de la Ley de Montes que permitirá contar con instrumentos normativos más efectivos.
  • Publicación, el 31 de octubre de 2023, del Plan Anual de Prevención, Vigilancia y Extinción para 2024.
  • Publicación en julio de 2023 de una única resolución para el mantenimiento de la interfaz forestal, en la que se establecen las limitaciones al uso del fuego y el régimen de autorizaciones de las quemas.
  • Desbroces en varios parques naturales de la comunidad de 130 hectáreas, que llegarán a 600 a lo largo del año, dentro del programa de actuaciones de prevención en la interfaz urbano-forestal.
  • Desbroces en las reservas de la biosfera. Se actuará sobre una superficie total de 500 hectáreas en 28 montes, algunos de ellos en los Picos de Europa, con un coste de un millón cofinanciado con fondos europeos Next Generation. En estos momentos están ejecutadas el 20% de las actuaciones.
  • Proyectos de restauración hidrológico-forestal financiados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y desarrollados bajo la dirección técnica del Principado, en dos áreas: Tineo-Valdés y Redes y Ponga. En suma, se ha invertido casi un millón para recuperar 3.000 hectáreas y más de 50 kilómetros de la red de caminos.
  • Planes silvopastorales que implican, entre otras medidas, la retirada de arbolado y restos quemados, la aplicación de tratamientos silvícolas en masas arboladas y el enriquecimiento forestal con la plantación de frondosas autóctonas. Esta actuación, que está en ejecución, cuenta con un millón de presupuesto cofinanciado por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
  • Adjudicación de contratos de apoyo a la prevención y extinción de incendios, desarrollados a través de 32 empresas y cooperativas con arraigo territorial, que movilizarán 3,5 millones.
  • Aprobación de 2.814.033 euros por parte del Sepa para inversiones adicionales orientadas a reforzar la vigilancia, prevención y extinción.