Los lechazos ‘ProBiodiversidad’ de los Picos de Europa, premio Natura2000 de la Comisión Europea, llegan al mercado una temporada más

0
3540

Los lechazos de los Picos de Europa, los que distingue la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) con la marca de garantía nacional ‘ProBiodiversidad’ -premio Natura2000 de la Comisión Europea-, llegarán al mercado en los próximos días. Un producto de temporada seleccionado por la FCQ por proceder de prácticas de ganadería en extensivo respetuosas con el medioambiente y de rebaños ubicados en zonas de montaña de alto valor ambiental para la conservación del quebrantahuesos y otras aves necrófagas.

Este año la temporada se extenderá desde la segunda semana de febrero hasta Semana Santa, y pondrá a la venta unas 1.000 canales de entre 7 y 9 kilos de peso cada una. En Asturias será Alimerka la cadena distribuidora, tras haber renovado su acuerdo anual con los ganaderos para un pago justo y sin intermediarios por séptimo año consecutivo. Además, los Paradores de Turismo de Asturias incorporarán, como en años anteriores, este producto a la oferta gastronómica de sus restaurantes.
En 2024, el número de ganaderías incluidas en la marca Pro-Biodiversidad asciende a 22. Además, existen al menos otras cuatro en lista de espera para incorporarse a la marca.

Ganaderías auditadas y que responden a las exigencias de ProBiodiversidad

Las ganaderías que forman parte de la marca ProBiodiversidad impulsada por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos han sido auditadas por una empresa externa encargada de verificar que todos los parámetros incluidos en el reglamento de la marca se cumplen de manera satisfactoria.
Entre otros aspectos, la marca ProBiodiversidad establece que los rebaños deben estar al menos seis meses en el monte, y alimentarse exclusivamente de pastos y forrajes naturales. Además, formar parte de esta marca nacional implica no utilizar ningún método artificial para controlar las parideras y mantener un alto estándar de bienestar animal, tanto para los rebaños como para los perros de guarda y de trabajo. Para unirse a la marca, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos selecciona anualmente a ganaderos que practican este manejo tradicional de la reciella,  ayudando tanto a la sostenibilidad de la ganadería de montaña como a fijar población en el medio rural.
Además del margen de venta de los lechazos, que busca la equidad en el pago a los ganaderos en relación a la calidad del producto, la marca incluye otros beneficios, como un programa de formación en temas veterinarios y bienestar animal, el porte gratuito en helicóptero de pienso para perros mastines en áreas de difícil acceso, y otros aspectos que ayudan a la mejora general de las explotaciones.