URA renueva su junta directiva y nombra a Borja Fernández nuevo coordinador

0
3899

Unión Rural Asturiana anunció ayer la renovación de su junta directiva. Borja
Fernández tomará el testigo de Pablo Álvarez, quien estaba al frente del sindicato. Según Fernández, “el hasta ahora coordinador decidió dar un paso a un lado, lo primero, por motivos laborales. No tiene tiempo, esto conlleva mucha dedicación y entiende que no puede desarrollar bien su función. Por nuestra parte, tenemos que agradecerle la dedicación que tuvo hasta ahora. Estuvo desde que se fundó la organización e hizo un trabajo muy bueno. Llegado este momento, la directiva tomó unas decisiones nombrando coordinador, secretario y vocales nuevos y hoy lo hacemos público”.

La comisión ejecutiva acordó también estructurar la organización de la siguiente manera:
– Coordinador General. Borja Fernández Fernández (Ribera de Arriba)
– Secretario General. Faustino Pintado Valdés (ATP) (Las Regueras)
– Tesorero. Jesús Vicente Alonso Suarez (ATP) (Gijón)
– Vocal. Sergio Suero Crespo (ATP) (Cangas de Onís)
– Vocal. Ángel Suarez García (ATP) (Las Regueras)
– Vocal. Juan Carlos López Viesca (Mieres)
– Vocal. José Manuel González González (ATP) (Las Regueras)
– Imagen y redes sociales. Ángela Pintado Espina y Lidia González Rodríguez
– Comunicación. Nerea López Rodríguez
– Abogado. Juan Ramón Campo Fernández

Tras algo menos de dos años desde la fundación del sindicato, Fernández explicó que “lo primero que se dio fue un puñetazo encima de la mesa. Hacía mucho tiempo que el campo, en Asturias, no reaccionaba. Y más, desde las organizaciones agrarias. Conseguimos, después de mucho esfuerzo, reunir a todas las organizaciones. Algo que nunca se había conseguido. Ahora mismo, creo que el campo está, de verdad, en la Junta General, que es donde se toman las decisiones. Creo que conseguimos llevar los problemas reales que hay hoy en el sector que, hasta ahora, no llegaban. Por lo tanto, el balance es positivo, a pesar de que han sido dos años muy convulsos para el sector”.

Ante la convocatoria de elecciones en la Cámara Agraria, anunciada en agosto del año pasado por Marcelino Marcos, consejero de Medio Rural y Política Agraria del Principado, el nuevo coordinador de URA se mostró precavido. “Estamos a la expectativa. Una cosa es el anuncio y otra lo que quieran hacer. Creemos que la representatividad del campo en Asturias no es la real”. Tras más de dos décadas sin renovar los cargos del órgano de representatividad del campo asturiano, Borja Fernández subrayó que “es difícil creer que, después de 21 años sin elecciones, la gente siga pensando lo mismo. Y más, con el trabajo entre comillas que llevan haciendo las organizaciones tradicionales. Yo creo que estas tienen que decidir del lado de quién están, porque ahora mismo es muy dudoso, viendo cómo se ha roto la unidad sin ninguna explicación y con las movilizaciones que está habiendo en Europa, en países importantes como Alemania o Francia, sin que aquí nadie mueva un dedo. Nosotros ya solicitamos por escrito a las principales organizaciones nacionales que dieran un paso al frente y, de momento, solo Unión de Uniones nos hizo llegar la intención de una manifestación en Madrid. Yo creo que es un poco lamentable que organizaciones del peso de COAG, ASAJA y UPA a nivel nacional no muevan un dedo con la situación que atraviesa el sector en España”.

Unión a pesar de las diferencias
El coordinador de URA destacó la importancia de agrupar a todas las organizaciones agrarias de cara a nuevas movilizaciones. En ese sentido, apuntó que “nosotros siempre abogamos por la unión. Es tan fácil comprobarlo como tirar de hemeroteca. Entendemos que, para enderezar el rumbo del sector, es básico ir en bloque. La división lo que da es aliento a las políticas que nos llevaron hasta aquí, da coba a que los partidos que gobiernan sigan haciendo lo mismo y, sin embargo, creo que conseguimos poner en jaque a la clase política en las manifestaciones donde conseguimos unir a todos. Desde URA, vuelvo a llamar a la unión y creo que hay diferencias entre todas las organizaciones pero, llegado este momento, hay que dejarlas a un lado y remar todos en una dirección”.