Medio Rural indemnizó con casi un millón los daños causados por el lobo en 2022

0
1227

La Consejería de Medio Rural y Política Agraria indemnizó con casi un millón los daños causados por el lobo en las ganaderías asturianas en 2022. El concreto, el importe de los pagos pasó de 784.192 euros en 2021 a 927.211 el año pasado, debido al incremento de los ataques.

Los lobos mataron a 3.115 animales en 2022, lo que supone 394 más que el año previo. Los grupos más perjudicados por la acción de esta especie fueron el ganado equino (1.046 ejemplares), bovino (962), ovino (832) y caprino (271), además de 4 perros.

El consejero Marcelino Marcos ha ofrecido hoy estos datos durante la reunión del Comité Consultivo del Plan de Gestión del Lobo, en la que ha vuelto a defender la postura del Gobierno de Asturias en relación con la especie. El Ejecutivo autonómico se opone a la sobreprotección de estos cánidos y, por consiguiente, a su inclusión en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre).

En el encuentro, Marcos ha repasado los datos del informe sobre la población del lobo ibérico en Asturias correspondientes a 2022. El estudio, realizado con rigor científico y profesional, refleja que en la comunidad habitan 40 manadas, 35 de las cuales son grupos reproductores. El documento sitúa Asturias como la comunidad que mejor ha estudiado este animal salvaje a nivel europeo.

Estos datos ya han sido remitidos tanto a la Comisión Europea como al Gobierno de España, con el objetivo de que se flexibilice la política de protección del lobo y sea posible la aplicación del plan de control de Asturias en toda su amplitud, de modo que se eviten perjuicios a la ganadería y a la zona rural.

Actualmente está en vigor el programa anual de actuaciones de control 2022-2023, que incluye medidas preventivas, radiomarcajes, censos e indemnizaciones por daños, entre otras iniciativas. No obstante, desde la inclusión del lobo en el Lespre no es posible realizar extracciones individuales de ejemplares, dado que el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico considera que la especie se encuentra en Asturias en un estado de conservación desfavorable.

Ante el incremento que la población de lobos ha experimentado en la comunidad en los últimos años, el Principado espera que en 2024 el Gobierno de España considere favorable la situación de esta especie y permita de nuevo las extracciones. Por ese motivo, Medio Rural ya trabaja en el programa de actuaciones de control para el próximo año.

Por otra parte, en la reunión del comité el titular de Medio Rural ha valorado la agilización de las indemnizaciones por daños de fauna salvaje en los últimos meses. En este sentido, ha señalado que desde agosto se han tramitado 573 expedientes y se han abonado 266.382 euros, una cifra que aumentará en los próximos días con otra partida de 173.036 euros pendientes de pago. En total, a lo largo de este año se han sufragado 656.909 euros de 1.550 expedientes.