El Serida pone en marcha un ambicioso plan para impulsar la transferencia tecnológica al sector agroalimentario con seis granjas demo

0
1219

El Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) impulsará la transferencia tecnológica al sector de la agroalimentación con un ambicioso plan de actuaciones que incluye seis granjas demo y el fomento de laboratorios vivos (living labs). El proyecto forma parte del plan complementario Agroalnext y tiene entre sus objetivos fomentar la colaboración público-privada y establecer sinergias entre la ciencia, la técnica, la agricultura y la ganadería.

El consejero de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo, Borja Sánchez, ha participado hoy, junto con la directora del Serida, Mamen Oliván, en la presentación de Algroalnext y del Serida-Hub de la transferencia, una de las herramientas clave para potenciar actividades de I+D+i que avancen hacia la sostenibilidad en la agricultura y la ganadería, así como en la digitalización del sector.

El plan complementario cuenta con una inversión inicial cercana a un millón con cargo el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y fondos propios. El Principado participa junto con otras seis comunidades en distintas acciones cuyo objetivo es potenciar la transferencia de la innovación y mejorar las producciones características de la cornisa cantábrica.

Una de las principales medidas será el refuerzo de la red de granjas demo, destinadas a la investigación y experimentación agroalimentarias. Se trata de espacios diseñados para realizar estudios demostrativos y avanzar en el estado de madurez tecnológica de los proyectos, con el objetivo de transferir la innovación científica al sector agroalimentario.

El Serida pondrá a disposición de esta iniciativa seis granjas experimentales, con más de 400 hectáreas de fincas que representan distintas condiciones de suelo, clima y ecosistemas, equipadas con invernaderos, cámaras de cultivos, laboratorios y rebaños.

Estos terrenos facilitarán la realización de ensayos para avanzar hacia una ganadería y agricultura sostenibles y eficientes. Entre otras acciones, por ejemplo, se reforzará la investigación sobre suplementos alimenticios para el ganado lechero, con el fin de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar el bienestar animal, y se llevarán a cabo varios estudios enfocados en la conservación de los recursos genéticos de especies domesticas autóctonas.

Entre las propuestas que se plantean, figuran estrategias para mejorar la salud del suelo y el estudio de la adaptación al cambio climático de los cultivos característicos de la comunidad, como el manzano o la faba, mediante el desarrollo de nuevas variedades, portainjertos y técnicas de cultivo adecuadas, ámbitos en los que el Serida tiene amplia experiencia.

En el campo de la digitalización, se impulsará la agricultura de precisión y se desarrollarán herramientas con la incorporación de sensórica, Inteligencia Artificial (IA) o internet de las cosas (IoT) que permitan el control y monitorización de las explotaciones agrarias o ganaderas. Una de las acciones dentro del proyecto Agroalnext es el impulso del centro de operaciones (hub) de transferencia liderado por el Serida, que tiene como fin principal acelerar los avances científicos y tecnológicos en el sector y en la industria agroalimentaria, promoviendo la innovación, la competitividad y la sostenibilidad mediante la colaboración intersectorial.

El consejero ha destacado que el objetivo principal es la cooperación entre autonomías para resolver retos. “En este proyecto colaboramos con la Comunitat Valenciana, Navarra, Aragón, Extremadura, La Rioja y Murcia, con la idea de avanzar hacia un sector agroalimentario sostenible y digital. Es, sin duda, una herramienta extraordinaria de cohesión territorial a través de la I+D”, ha indicado.

Sánchez ha precisado que el proyecto permite conformar un hub de transferencia en el sector agroalimentario, es decir, “un consorcio de entidades públicas y privadas que comparten infraestructuras para conseguir desarrollos que impacten en el tejido productivo”.

Por su parte, la directora del Serida ha explicado que se busca un punto de encuentro entre los diferentes agentes del sector agroalimentario, científicos, personas del campo, empresas, instituciones y sociedad civil, que favorezca la comunicación y fomente la cultura científica y tecnológica. “Crearemos un programa de trabajo para fomentar todo tipo de interacciones para la transferencia real de innovación del sector agroalimentario”, ha precisado.

La jornada de presentación, celebrada en el edificio As5Hub de Gijón/Xixón, ha contado con un centenar de asistentes. En las distintas intervenciones se han expuesto casos prácticos de living-labs o y faros (light houses), es decir, comunidades de vecinos y explotaciones agropecuarias que participan desde hace años en proyectos demostrativos que permiten probar y validar soluciones innovadoras y sirven de guía al sector.