Se inician los trabajos de recuperación de zonas afectadas por los incendios de abril

0
1368

La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico iniciarán en los próximos días actuaciones de recuperación de las zonas más afectadas por los incendios forestales de abril. Las obras de restauración hidrológico-forestal suponen una inversión de un millón y afectan a cerca de 3.000 hectáreas y a más de 50 kilómetros de la red de caminos.

Los trabajos, financiados por el Gobierno de España y ejecutados bajo la dirección técnica de la consejería, resultan de vital importancia para regenerar la vegetación y su biodiversidad. Se trata de intervenciones que deben realizarse en los meses siguientes a los incendios, antes del periodo invernal, para evitar el arrastre de suelos.

En abril, tras los incendios, comenzó el proceso de análisis y se definieron las áreas de mayor afección mediante imágenes de satélite, drones y un intenso trabajo de campo en el que participaron agentes del Medio Natural, ingenieros y técnicos del Gobierno de Asturias. Los mapas elaborados a partir de los resultados obtenidos han permitido concentrar los esfuerzos en las áreas más afectadas y establecer las actuaciones adicionales necesarias para la regeneración y para recuperar infraestructuras hídricas y viarias.

Tras el trabajo de campo, se definieron dos grandes sectores en los que se desarrollarán las intervenciones:

–       Sector de Tineo y Valdés. En esta zona, la mayor parte de la superficie afectada por los incendios fue arbolada. Las actuaciones supondrán una inversión de 479.944 euros y se centrarán en la restauración de un monte de utilidad pública. Se procederá a la regeneración de las masas arbóreas en aquellos lugares en los que por la edad del arbolado existente no es factible que se produzca de forma natural. También se eliminarán ejemplares quemados, que se utilizarán para realizar acordonados y evitar así procesos erosivos. En repoblados jóvenes, se plantará directamente sobre los hoyos existentes, intercalando especies frondosas autóctonas con las preexistentes. En los caminos que se han visto afectados por desprendimientos o aterrados, se acondicionarán las pistas para facilitar el tránsito.

–       Sector de Redes y Ponga. Estos espacios están incluidos en la Red Natura 2000 y comparten figuras de protección ambiental –ambas áreas son parque natural y reserva de la biosfera. En ese sector resultaron afectadas mayoritariamente superficies de regeneración natural de frondosas con matorrales. Los objetivos, además de los planteados para Tineo y Valdés, incluyen también labores de recuperación de abrevaderos, canalizaciones y puntos de agua que han quedado severamente dañados y resultan cruciales para el sostenimiento de la ganadería extensiva. En uno de los entornos de mayor afección, la cuenca vertiente al embalse de Tanes, en Caso, se efectuarán trabajos de retención con fajinas y cordones para evitar arrastres de material al agua.

La consejería y el ministerio ya han realizado intervenciones conjuntas en otras zonas. Así, en 2021, llevaron a cabo una actuación en el Parque Nacional de los Picos de Europa, en Cuadonga/Covadonga, tras el incendio de la cuesta de San Ginés, una acción que favoreció la rápida regeneración de la zona.