Asturias valora recuperar los acotamientos al pastoreo en zonas quemadas

0
1489

Tras los incendios sufridos en Asturias el Gobierno autonómico realizará una revisión “urgente” de la Ley de Montes y deja la puerta abierta a recuperar los acotamientos al pastoreo en las zonas afectadas por los incendios, que se habían eliminado en 2017.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha sido rotundo hoy al referirse a las responsabilidades de la oleada de incendios que durante la semana pasada calcinaron centenares de hectáreas en diversos territorios de Asturias. Barbón ha solicitado la colaboración ciudadana para localizar a los responsables y ha recordado que la Fiscalía Superior ha abierto una investigación “tras la que hay que encontrar a los culpables, hay que juzgarlos y hay que condenarlos”.

El presidente ha insistido en que la prioridad es la defensa de los pueblos y de la vida de las personas “por encima de todo lo demás”, y ha advertido del “peligro de justificar lo injustificable”, haciendo referencia a que no se debe dudar de que “el único culpable es el que prende el fuego. Esto no lo podemos obviar. El problema es que parece que se está buscando una justificación de por qué se prende el fuego. Y esto es muy peligroso”, ha reiterado.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que yerran “quienes no ven intencionalidad en la acción de estos terroristas forestales”, y ha llamado a que “quienes tengan constancia de cualquier conato de incendio llame al 112,  y que quienes tengan sospechas acerca de quién o quiénes han podido ocasionar cualquier fuego, lo denuncien a las autoridades”.

Barbón ha asegurado que “tenemos que aprender lecciones de lo sucedido y por eso vamos a realizar un análisis riguroso de la situación y a introducir las medidas que ya hemos venido anunciando”. El presidente hacía referencia a  que el gobierno que preside está trabajando en la concreción de una batería de ayudas directas “para las personas, los concejos y la actividad económica afectada”, más allá de las específicas del Ejecutivo central y de la declaración de zona catastrófica de los concejos afectados. Además, ha reiterado que se van a incrementar las ayudas a la reforestación “para que todos los propietarios afectados puedan restituir las zonas quemadas con nuevas plantaciones”, y ha recordado que se va a realizar la transferencia a los ayuntamientos del nuevo fondo municipal específico para la prevención de incendios, dotado con 4,5 millones, incluido en el presupuesto de 2023 y que permitirá a los concejos abordar directamente trabajos relacionados con la defensa de los bienes y las personas.

El presidente de Asturias ha vuelto a asegurar que “no habrá recalificaciones: nadie podrá tener beneficio alguno de este atentado ambiental”, y ha asegurado que “volveremos a tener bosque donde había bosque y volveremos a tener árboles donde había árboles”

El jefe del Ejecutivo ha querido agradecer de nuevo las muestras de solidaridad recibidas de los máximos dirigentes de las comunidades vecinas (Galicia, Castilla y León y Cantabria) así como las del Rey Felipe VI, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez o el líder del Partido Popular, Alberto Nuñez Feijoo, de quien ha recordado que fue el primero en utilizar el término “terrorista”, ya en 2017, para definir a los responsables de quemar los montes gallegos cuando él era presidente de la Xunta.  Al mismo tiempo, Barbón ha señalado que “otros, sin embargo, no se dignaron en llamar o en enviarnos un mensaje, o en ni siquiera preocuparse de cómo iban las labores de extinción”.