El Grupo Soaga lanza dos nuevas soluciones a base de bacterias beneficiosas que logran reducir el uso de fertilizantes y fitosanitarios

0
1022

La agricultura camina hacia una producción más respetuosa y sostenible, con la aprobación de nuevas normativas cada vez más exigentes en materia de biodiversidad, medio ambiente. En este contexto, y de cara a un futuro cada vez más restrictivo con los fertilizantes y fitosanitarios, el Grupo Soaga se adelanta con el lanzamiento de dos nuevos productos bioestimulantes a base de microorganismos en solución: NITROFIX y LIBERPLUS.

Estas biosoluciones están ideadas para reducir y sustituir parcialmente los fertilizantes nitrogenados y fosforados. Pero además, estos dos productos novedosos aportan otros beneficios que van más allá del suplemento de nutrientes, como por ejemplo la producción de fitohormonas que estimulan el crecimiento, el enriquecimiento de la diversidad del suelo (tan importante para mantener el equilibrio de la planta con el medio) o la compatibilidad de aplicación con los herbicidas.

Fertimón Tech, la nueva gama de productos de última generación

En su apuesta por la innovación, el Grupo Soaga saca al mercado estos dos productos novedosos de cara a esta nueva temporada agrícola que está a punto de comenzar como una forma de ayudar a los productores a obtener un mayor rendimiento y reducción de costes.

Ambos estimulantes naturales, que forman parte de la nueva gama de productos de última generación Fertimón Tech, comparten la misma formulación líquida con bacterias vivas y viables, sin esporas liofilizadas. Esto facilita su aplicación y proliferación en el campo, favoreciendo una colonización más rápida que otros productos similares del mercado.

Además, son compatibles con la mayoría de los herbicidas sin que ello afecte a la supervivencia de las bacterias. Esto permite un ahorro de costes a la hora de la aplicación en campo, ya que en la misma pasada de tractor o maquinaria de pulverización utilizada se pueden aplicar mezclados el herbicida y el bioestimulante.

Bacterias vivas al servicio de los cultivos

NITROFIX contiene células vivas de ‘Azospirillum brasilense’, posiblemente una de las bacterias fijadoras de nitrógeno atmosférico más estudiadas y extendidas en agricultura. Pueden adaptarse y colonizar casi todos los cultivos, ya sea libremente en la rizosfera, sobre las raíces o dentro del tejido conductor. Donde sea, captará nitrógeno atmosférico en forma de NHx que quedará disponible para la planta y secretará fitohormonas que estimulan la división celular.

LIBERPLUS contiene células vivas de ‘Pseudomonas putida’. Su complejo metabolismo, ampliamente estudiado en ingeniería genética, le permite colonizar y remediar suelos salinos, con pH extremos e incluso contaminados con metales pesados. Sin embargo, el principal interés agronómico se debe a su capacidad de solubilizar fósforo y calcio no disponibles, producir sideróforos (moléculas transportadoras de hierro) y secretar auxinas, que inducen el crecimiento radicular.

Auge en el uso de bioestimulantes y nuevas soluciones

Desde el Grupo Soaga recalcan la importancia exponencial que está cobrando el uso de los bioestimulantes, los microorganismos y demás medidas alternativas a los fitosanitarios y fertilizantes tradicionales.

“Gracias a este tipo de productos que se pueden aplicar en cualquier época del año sin restricciones, nos despreocupamos de la emisión y escorrentía de contaminantes, mejoramos las propiedades del suelo y no dañamos el medioambiente”, asegura Rafael Gago, responsable del departamento de Innovación del Grupo Soaga.

Estos productos están autorizados en agricultura ecológica. No obstante, dada su efectividad, en el Grupo Soaga están seguros de que NITROFIX y LIBERPLUS serán un éxito tanto en agricultura orgánica como convencional. “La práctica irá demostrando todo su potencial y sus beneficios y rompiendo cualquier reticencia inicial que pueda surgir a su utilización”, concluye Rafael Gago.

Dosis recomendadas para cereal, frutales y cultivos hortícolas

El Grupo Soaga distribuye y comercializa en toda España estas dos soluciones que pueden utilizarse por separado o combinadas en multitud de cultivos, produciendo sinergias en sus efectos positivos sobre las plantas.

En cultivos en extensivo de cereal, por ejemplo maíz, el plan de abonado recomienda una dosis de litro y medio por hectárea de Liberplus cuando el cultivo tiene entre 2 y 3 hojas para impulsar el crecimiento y otra dosis similar de Nitrofix dos semanas después para aportar nitrógeno.

En el caso de frutales como kiwi y berries, se recomiendan dosis de 5 litros por hectárea de Liberplus al comienzo de la primavera, en 1 o 2 aplicaciones, y complementar con Nitrofix un mes antes de la cosecha.

Para patata y demás hortícolas, aplicar al inicio del ciclo 5 L/ha de Liberplus y dos semanas después 5 L/ha de Nitrofix.