Calcimag, la enmienda granulada de origen marina de calidad superior

0
696

Los suelos asturianos son, en general, ácidos. El pH bajo hace que se laven los nutrientes que aportamos y que no estén disponibles para las plantas, provocando un mayor coste de abonado y una menor eficiencia en la fertilización.

Por eso, la corrección del pH del suelo, reduciendo de este modo los niveles de saturación de aluminio, es una de las claves para lograr un óptimo aprovechamiento y absorción de los nutrientes.

Pero no todos los productos existentes en el mercado son iguales. Calcimag, distribuido en Asturias por el grupo Soaga, es una enmienda granulada de calidad superior a base de caliza magnesiana de origen marina.

De este modo, Calcimag es más que una enmienda cálcica; es un mejorante de suelos, un producto 100% ecológico procedente de depósitos fósiles de algas marinas sin aditivos, que además de contener una gran cantidad de calcio, posee magnesio y 32 oligoelementos, lo que lo convierte en el mejor corrector de suelos.

Carece de productos insolubles

La finura de molienda es una de las características destacadas de Calcimag granulado, donde el 97% pasa por un tamiz de menos de 1 mm, logrando de este modo un 50% más de reactividad con respecto a una cal agrícola común, explica Víctor Sánchez Reguero, técnico comercial del grupo Soaga para Asturias y Cantabria.

Su solubilidad carbónica, próxima al 100%, hace que la dosis a utilizar sea mucho menor que en una cal agrícola convencional, de origen mineral. “Las recomendaciones para Calcimag granulado, en función del pH inicial del suelo, se sitúan entre 400 y 600 kg por hectárea, un tercio menos que en una cal mineral”, detalla.

Debido a su gran pureza y calidad, Calcimag granulado consigue elevar el pH del suelo hasta valores  óptimos, lo que garantiza un mayor aprovechamiento de los nutrientes aportados.

Además, esta subida del pH es más rápida y sostenida en el tiempo, lo que garantiza mejores resultados tanto de forma inminente, para el cultivo inmediato, como a largo plazo, prolongando de este modo la fertilidad natural del suelo.

“Aplicado en praderas, por ejemplo, Calcimag granulado mejora la calidad del pasto, reduciendo la presión de malas hierbas, mientras en praderas para siega, estaríamos preparando el terreno para los aportes de abono previos al corte de ensilado”, explica Víctor .

 Calcimag Flow, la caliza líquida para mezclar con el purín

Calcimag Flow es una caliza líquida que ofrece numerosas ventajas. La primera es que el producto se mezcla con el purín en la balsa y se aplica después en el campo conjuntamente con el abono, en una única pasada de cisterna, con el consiguiente ahorro de tiempo, trabajo y combustible. Además, se evita el polvo habitual en otro tipo de productos.

Otros beneficios claros de esta suspensión líquida de carbonato de calcio (contiene 400 millones de partículas por cm3) están en el aumento del nitrógeno disponible en el purín para el cultivo, así como en la reducción de malos olores y de emisiones de amoniaco a la atmósfera.

Calcimag Flow se suministra en un camión cisterna de 26 toneladas que vierte el producto directamente en la balsa de purín para su aplicación posterior en un número de hectáreas variable, en función del impacto que se desee conseguir sobre el terreno. Hay que tener en cuenta que la reactividad de este producto es muy superior a la de un carbonato cálcico convencional, de forma que 500 kg de Calcimag Flow equivalen aproximadamente a 1.800 kg de carbonato cálcico convencional.

El producto puede incorporarse a la balsa justo antes de su aplicación en el campo, si bien desde Soaga, que distribuye el producto en Asturias, se recomienda un periodo de permanencia en la fosa de purín de 4 a 8 semanas. En este tiempo, se realizarán agitaciones periódicas, así como un último batido justo antes de la aplicación, de cara a garantizar una disolución homogénea.

Mejora del poder fertilizante del purín

Durante el tiempo que permanece actuando en la fosa, Calcimag Flow logra incrementar el poder fertilizante del purín, habiendo demostrado ser el único material calizo eficiente al 100% que mejora la disponibilidad de nutrientes de la materia orgánica. “En 4 semanas podemos hablar de una ganancia del 30% de nutrientes aprovechables y si llegamos a 8 semanas estamos en un 60%”, explica Victor Sánchez Reguero.

Calcimag Flow reduce la volatilización N/NH3 tanto durante el almacenamiento en la fosa como durante la aplicación en campo y mejora la mineralización y la nitrificación, así como la eficiencia del nitrógeno, logrando una ganancia de 45 kg de N/ha para una aplicación de 170 kg/ha.

Para más información:
Víctor Sánchez Reguero (técnico comercial del grupo Soaga para Asturias y Cantabria)
673083930 / vsanchez@soaga.com