La PAC refuerza con más ayudas la incorporación y la continuidad de las explotaciones familiares

0
867

El Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) 2023-2027 refuerza con nuevas ayudas el apoyo a la incorporación al sector y la continuidad de las explotaciones agroganaderas familiares. Los agricultores y ganaderos contarán en Asturias con fondos por valor de 600 millones, una cantidad que contribuirá a vertebrar el medio rural y generará oportunidades de desarrollo territorial, emprendimiento y relevo generacional.

Entre las novedades destaca el apoyo al establecimiento de nuevos agricultores y ganaderos. Con este objetivo se crea una línea dirigida a personas con más de 18 años que no hayan sido perceptoras de la ayuda a jóvenes agricultores y ganaderos. A mayores, se incrementa significativamente el presupuesto destinado a la incorporación de jóvenes.

Entre las medidas específicas para jóvenes se incluye otra de las novedades más importantes, que es la dirigida a potenciar el papel de las mujeres: aquellas jóvenes que se instalen al frente de una explotación agraria percibirán un 15% adicional en el complemento de la ayuda a la renta.

Otra de las novedades es la ayuda a la cooperación para la sucesión de explotaciones que evitan su cierre. Mantener la actividad en el medio rural implica favorecer la continuidad de las explotaciones rentables y, a través de esta línea, se prestará apoyo a quienes decidan cesar su actividad, bien porque hayan llegado a la edad de jubilación o por otras causas de fuerza mayor, y que puedan ceder su explotación a otros agricultores y ganaderos.

El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, acompañado de varias directoras y directores generales, celebraron ayer un encuentro en Agropec con el sector primario y agroalimentario para dar a conocer las principales novedades del nuevo plan de la PAC, que entra en vigor el 1 de enero de 2023. Calvo ha afirmado que los 600 millones con los que contará Asturias para este nuevo periodo permitirán dar certidumbre y seguridad al sector y mantener una apuesta firme por las explotaciones familiares, los jóvenes y las mujeres.

En la reunión, también informaron sobre otra de las novedades, los ecorregímenes. Se trata de medidas voluntarias para promover prácticas favorables para el medioambiente. La posición conjunta defendida desde la cornisa cantábrica ha hecho que se recojan prácticas tradicionales vinculadas al pastoreo extensivo, como la siega sostenible o dejar márgenes sin segar. En total, son siete prácticas que permitirán que todos los agricultores y ganaderos tengan acceso al menos a uno de ellos y puedan escoger el que más interese a su explotación.

El Gobierno de Asturias mantendrá el impulso que ya ha dado en los últimos años a iniciativas fundamentales para el emprendimiento en el medio rural a través del programa Leader, el apoyo a las industrias agroalimentarias y al sector forestal. También se recoge el compromiso con las explotaciones familiares agrarias que desarrollan su actividad en zonas afectadas por limitaciones naturales o de montaña y las incluidas en la Red Natura 2000, con la producción ecológica y con las razas autóctonas.

En el ámbito de la pesca, para este periodo se contará con el nuevo Fondo Europeo Marítimo de la Pesca y la Acuicultura (FEMPA), que recoge entre sus prioridades el desarrollo sostenible, la acuicultura y otras actividades relacionadas, cuestiones que también son el eje de la Estrategia para el Sector Pesquero de Asturias. El Principado contará con más de 32 millones que permitirán mantener el relevo generacional, impulsar las iniciativas de diversificación, la mejora de las infraestructuras y la innovación.