Ribera de Arriba pondrá en marcha dos espacios de huertos urbanos

0
542

Texto: N.M.V.

El Ayuntamiento de Ribera de Arriba apuesta por mantener sus raíces agrícolas y ganaderas. Un ejemplo de ello es la puesta en marcha de una actividad como la horticultura a través de los huertos urbanos. El consistorio, consciente de que las personas jubiladas, grupos familiares y jóvenes están interesados en este tema, tiene el objetivo de fomentar la producción y consumo local de alimentos e impulsar la alimentación saludable y el ocio activo. Para ello y a través de un Plan de Empleo pondrá a disposición de sus vecinos en breve dos zonas de huertos urbanos en el municipio.

En Soto de Ribera se están habilitando 48 huertos individuales y en Ferreros se dispondrá de 62 huertos, esta última obra aún no se ha iniciado. En estas dos zonas habrá todo lo necesario para que los usuarios puedan disfrutar tanto de zonas de cultivo como de zonas de descanso. Pero, además, se pretende un acercamiento a los huertos urbanos, tanto desde el punto de vista histórico como del cultivo tradicional. Con ello se pretende despertar el interés por los conocimientos de la agricultura tradicional que se están perdiendo y se establece la ingeniería del diseño para dos áreas de huertos urbanos, dando importancia al entorno y al paisaje, y aportando pautas de respeto a la tierra y en general con el medio ambiente, promoviendo la utilización de materiales autóctonos en todas las partes del proceso.

Este proyecto busca que los vecinos se conciencien de la importancia de la producción y el consumo de alimentos locales y participen en proyectos que hagan viable esta posibilidad en el entorno del municipio de Ribera de Arriba. Gracias a iniciativas como esta se contribuye al desarrollo de conceptos como; alimentación saludable, producción local de alimentos, o educación para la salud.

En los últimos años se ha producido la aparición de huertos urbanos en muchos pueblos y ciudades. De los múltiples beneficios que tienen los huertos urbanos se puede destacar desde el punto de vista social, que mejoran la calidad de vida, las relaciones intergeneracionales, la alimentación saludable, la salud física y psicológica. Con respecto al tema económico, mejoran la renta familiar de numerosas familias, propiciando el ahorro y el consumo de productos locales. En lo que al aspecto ambiental, se refiere, favorecen la creación de espacios verdes y difunden la agricultura. E incluso influyen en el ámbito urbanístico, regenerando espacios baldíos y poniendo en valor solares en desuso y suelos abandonados de la actividad agrícola.

La voluntad y compromiso del Ayuntamiento de Ribera de Arriba trata de conseguir que los huertos urbanos desarrollen técnicas de cultivo tradicional, fomentando el consumo de productos de calidad natural, promocionando conductas de respeto hacia la biodiversidad y animando a una alimentación saludable a niños, jóvenes y adultos.

Los huertos urbanos serán de gestión municipal y se situarán en dos parcelas titularidad pública en Soto de Ribera y en Ferreros, con un total de 110 huertos individuales, además de infraestructuras de servicios y almacenaje, jardines y áreas de estancia y socialización. Se configurará como un espacio para la horticultura en el que pueda tener cabida un número importante de actividades educativas y de ocio relacionadas con la horticultura. Desde el punto de vista paisajístico, la estructura establecerá únicamente un entramado donde cada uno de los agricultores irá dibujando un paisaje diferente, cambiante y diverso.

La creación de huertos urbanos promueve la agricultura tradicional y el respeto hacía el medio ambiente. Se pretenden conseguir además otros objetivos: desarrollar experiencias de agricultura tradicional, favoreciendo la adquisición de conocimientos, valores y técnicas para la autoproducción de alimentos por parte de los vecinos, contribuyendo así a la soberanía alimentaria; fomentar la utilización óptima de los recursos locales y naturales; fomentar también la relación y comunicación entre los vecinos, adoptando actitudes de colaboración y solidaridad; motivar la integración entre las distintas generaciones y colectivos sociales; mejorar la salud de los ciudadanos a través del ejercicio físico y la alimentación saludable; favorecer el acceso de colectivos desfavorecidos a alimentos frescos y de calidad, así como garantizar la igualdad de oportunidades y el acceso igualitario a los huertos urbanos.

La finalización de las obras en Soto de Ribera se prevén a corto plazo, y la habilitación de los huertos urbanos de Ferreros aún no han dado comienzo. Una vez se finalicen las obras, las personas interesadas podrán optar a ellos a través de las indicaciones oportunas del Ayuntamiento de Ribera de Arriba.