La diferenciación somática será incorporada en los datos del Control Lechero

0
288

Desde el pasado mes de septiembre, LILA ASTURIAS puso en servicio un nuevo autoanalizador que permite estudiar nuevos parámetros que repercutirán en una mejora en la rentabilidad de las granjas así como en la productividad y el bienestar de las vacas. Además de los análisis de grasa, proteína, urea y recuento de células somáticas (RCS) que se proporcionan en el programa de Control Lechero, se sumará próximamente la diferenciación somática (DCS).

La diferenciación de células somáticas es un parámetro que, interpretado junto con el recuento total, permite mejorar la valoración del estado de salud de la ubre del animal y, por tanto, la gestión de la mamitis.

Las células somáticas están formadas por tres grandes grupos: macrófagos, linfocitos y neutrófilos polimorfonucleares. Durante un episodio de infección, tanto el recuento total como la composición de estas células varían. Así, en una ubre sana, el recuento total será bajo y la población predominante serán los macrófagos. Mientras que, en presencia de una infección, las células predominantes serán los neutrófilos y el recuento total se incrementará significativamente.

La diferenciación de células somáticas (DCS) es la medida de la proporción de neutrófilos polimorfonucleares y linfocitos respecto al número total. El porcentaje de macrófagos puede calcularse como 100-DCS (%). Combinando el valor del recuento total (RCS) y este parámetro DCS, es posible clasificar a las vacas en cuatro estados:

 

Estado RCS (cél/mL) DCS (%)
Sana <200.000 <65
Posible/inicio infección <200.000 >65
Mamitis >200.000 >65
Crónica >200.000 <65

 

La utilidad de esta herramienta está sobre todo en la identificación de animales que presentan infecciones en los estadios iniciales para ver si son capaces de superar la infección por sí mismos o por el contrario necesitan la ayuda de tratamientos preventivos para poder combatir la infección.

Actualmente, ASCOL y LILA Asturias, están realizando un estudio piloto en el que participan granjas de diferentes características y zonas de la geografía asturiana, veterinarios, etc., con el objetivo de evaluar en la práctica este nuevo parámetro y al mismo tiempo, definir la forma de integrar el %DCS en los informes mensuales de Control Lechero. Este proyecto cuenta con el apoyo financiero de la Fundación de la Caja Rural de Asturias.