Antonio Romero, dtor. gral. de Caja Rural de Asturias: “Ofrecemos productos financieros específicos para emprender o consolidar proyectos”

0
182

Caja Rural de Asturias sigue en la senda del crecimiento, consolidando y reforzando su posición en el mercado, pero sin perder de vista su compromiso en el apoyo a empresas, autónomos y familias, pretenden crecer, pero no a cualquier precio, con un crecimiento responsable socialmente.

-Siendo la banca cooperativa de Asturias y con la gran vinculación que tienen con el sector primario ¿de qué manera les está afectando la difícil situación que atraviesan agricultores y ganaderos?

El sector primario no es ajeno a la difícil situación sanitaria que estamos atravesando, también somos conocedores de los desequilibrios que se producen en la cadena de valor, si bien nunca se había dado, como en los últimos tiempos, la desproporcionada subida en las materias primas. Dado que se está viviendo un problema global, entendemos que la solución más factible debe ir dirigida a medidas fiscales para proteger y compensar al sector.

-La subida de los precios del coste de producción están poniendo al límite a ganaderos de producción cárnica y láctea. ¿Notan en los últimos meses algún síntoma de ello en términos económicos?  

-Si me permite, y para dar respuesta a su cuestión, utilizaré la palabra resiliencia, término de uso reciente y que se refiere a la capacidad de una persona para superar circunstancias complicadas y salir fortalecido de ellas, pues esto es el sector primario asturiano. La resiliencia en el medio rural se viene practicando mucho antes que este término se pusiera de moda, y si bien es cierto que la Administración ha puesto mecanismos de liquidez a disposición del sector, también tenemos que hacer ver que el endeudamiento no es la solución.

-La Ley de la Cadena Alimentaria que tendría que garantizar al menos los precios mínimos de coste no está funcionando ¿qué opina de ello?  

-La ley tiene como finalidad establecer una relación de equidad en la cadena alimentaria y reducir el desequilibrio en las relaciones comerciales, la teoría está bien configurada, pero la práctica es muy compleja dado que los operadores no son homogéneos en dimensión, cada eslabón defiende sus intereses y esto descompensa la cadena de valor, además, un exceso de intermediarios perjudica no solo al sector sino también a los consumidores.

-El relevo generacional es otro de los caballos de batalla en el sector. ¿Ofrecen algún tipo de facilidad a los jóvenes que deciden emprender?   

-Una de las debilidades actuales del sector primario es el envejecimiento de la población y la baja tasa de natalidad. Como reflexión, creo que no se ha sido capaz de explicar de forma positiva la condición de pertenencia al medio rural, no se ha sido capaz de trasladar que es un espacio atractivo  incluso para algo más que residir en él,  tenemos que hacer ver que en el medio rural también existen oportunidades, con problemas por supuesto, como en todos los ámbitos, distintos e iguales a los que nos encontraríamos en el medio urbano, y no creo que los problemas del medio rural tengan una mayor dificultad en resolverse. El medio rural está lleno de posibilidades, de hecho, ha de entenderse como un sector estratégico económica y socialmente y para tal fin desde una entidad como la nuestra, tan vinculada a este medio, se han dispuesto productos financieros específicos para aquellas personas que deseen emprender, o consolidar su proyecto, que, junto a los Fondos LEADER entendemos se complementan.

-Los ganaderos de producción láctea se han profesionalizado afrontando fuertes inversiones. ¿Hay alternativas para poder sobrellevar estos tiempos complicados?  

-Si bien es cierto lo que afirmas, en Asturias se vive una situación algo distinta al resto de Comunidades por dos circunstancias, una de ellas es la existencia de una Cooperativa, capaz de aglutinar un porcentaje importante de la producción, con una marca reconocida, posicionada y capacidad de comercialización, y en segundo término, una industria quesera con un producto de mayor valor añadido.

-La despoblación es otro de los problemas a los que tiene que hacer frente la región. ¿Mantienen el número de oficinas en zona rural?   

-Por supuesto que sí, de momento eso es una línea roja que la entidad no desea cruzar, si bien la optimización de los recursos nos ha llevado a una mejor gestión de horarios de apertura en algunas sucursales, el cierre de oficinas no figura en nuestra hoja de ruta, ni en el corto, ni el medio plazo.

-En términos generales ¿qué previsiones tienen para 2022?  

-Todo apunta a que la senda de recuperación se retrasará unos meses por este nuevo brote. Confiemos en que no haya nuevas restricciones a la actividad y a la movilidad, y esperamos un cambio de tendencia, concretamente en el sector primario, a medida que vayan saliendo las Ayudas a la Incorporación y Planes de Mejora de Explotaciones, así como los Fondos LEADER y Next Generation, intuyo que la normalidad ira ocupando ese espacio perdido.