CLAS y el Club de Guisanderas de Asturias, juntos por la cocina natural

0
150

Central Lechera Asturiana y el Club de Guisanderas de Asturias, dos referentes de la región, han llegado a un acuerdo de colaboración para defender y promover la cocina natural asturiana.

Aunque la marca láctea ya lleva muchos años presente en las cocinas de las Guisanderas, ahora se han unido de manera oficial para desarrollar de manera conjunta diversas iniciativas con el objetivo de difundir y salvaguardar el gran legado de la cocina natural desde Asturias.

Además, los menús creados por las integrantes del club siempre han contado con los productos de Central Lechera Asturiana por la confianza que otorga la trayectoria de una marca de referencia y porque sus productos garantizan el sabor y la naturalidad en sus platos.

Diseños especiales en los envases de Leche y Nata Central Lechera Asturiana, promociones, eventos y la creación de una página web conjunta (www.centrallecheraasturiana/juntosporlacocinanatural.es) son algunos de los proyectos que se pondrán en marcha, donde los usuarios podrán contar con secciones tan especiales como “Guisandera de guardia” o próximamente la “Academia de Guisanderas”.

Alimentación saludable y amor por Asturias

Central Lechera Asturiana y el Club de Guisanderas siempre han compartido el amor por Asturias y un gran respeto por la materia prima que su tierra les ofrece para elaborar sus productos y sus platos. Ambas organizaciones están unidas por sólidos valores como la autenticidad y la naturalidad, que hacen de esta unión un perfecto tándem.

Central Lechera Asturiana, fiel a su compromiso con la alimentación saludable, solo elabora productos con ingredientes 100% naturales, sin aditivos artificiales. Este respeto por lo natural se traduce en la defensa del origen y de la esencia de los ingredientes da como resultado productos saludables que cuentan con un sabor inconfundible.

Por su parte, el Club de Guisanderas de Asturias fue fundado en 1997 con el objetivo de velar por la gastronomía de la región. Las más de cuarenta integrantes del club se han convertido en las “guardianas” de la cocina tradicional asturiana, una cocina reconocida y admirada, elaborada solo con productos naturales y cuyos secretos se han transmitido de generación en generación entre abuelas, madres y nietas.