Industria impulsa el uso de energías renovables

0
146

La Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica pondrá en marcha en los próximos tres meses varias líneas de ayudas para fomentar la implantación de instalaciones de autoconsumo energético y de almacenamiento detrás del contador, así como para la renovación de sistemas de climatización con  renovables. Estos programas contarán con un presupuesto inicial de 14.536.460 euros procedentes del Estado, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía  (Idae), que podrá ampliarse en caso de que la asignación se agote y exista demanda por parte de empresas, particulares, comunidades de vecinos y corporaciones locales.

Este paquete de ayudas se articulará en torno a seis programas. Los tres primeros están dirigidos a sectores económicos concretos y los tres últimos se orientan al sector residencial:

  • Programa 1. Autoconsumo y almacenamiento en el sector servicios. Dotado con 2.199.668 euros (366.611 euros para almacenamiento).

 

  • Programa 2. Autoconsumo y almacenamiento en otros sectores productivos, como la industria o el agropecuario. Dotado con 3.307.456 euros (512.291 euros para almacenamiento).

 

  • Programa 3. Incorporación de almacenamiento en autoconsumos existentes en sectores económicos: 928.371 euros.

  • Programa 4. Autoconsumo y almacenamiento en el sector residencial, el sector público y el tercer sector. Con una dotación de 5.462.836 euros (379.733 euros para almacenamiento).

  • Programa 5. Incorporación de almacenamiento en instalaciones ya existentes: 126.578 euros.

  • Programa 6. Climatización y agua caliente sanitaria obtenida con energías renovables en el sector residencial: 2.531.551 euros.

La directora general de Energía, Minería y Reactivación, María Belarmina Díaz Aguado, ha detallado que a través de estas ayudas se podrá subvencionar la inversión en equipos y materiales; la obra civil; los equipamientos electromecánicos, hidráulicos, de control y auxiliares; los sistemas de gestión y monitorización, y la redacción de proyectos, memorias técnicas y dirección facultativa, entre otras actuaciones.

La intensidad de las ayudas variará en función del beneficiario y del tipo de instalación, siempre teniendo en cuenta los importes que marcarán el máximo de costes subvencionables por potencia instalada para particulares y administraciones públicas. Para las empresas se asignará un porcentaje sobre el volumen de inversión subvencionable inicial.

En el caso de la energía solar fotovoltaica, las ayudas están limitadas a 5 MW por proyecto y cubrirán desde el 15% para una gran empresa hasta el 45% para una pyme en un sistema pequeño (aquel inferior a 10 kW). Los particulares podrán beneficiarse de ayudas de hasta un 40% del coste subvencionable en instalaciones individuales y hasta un 50% en autoconsumo colectivo. Por su parte, en el sector público y en el tercer sector las subvenciones pueden alcanzar el 70% de los costes de referencia. Asimismo, para la concesión de las ayudas se valorará la retirada de cubiertas de amianto y la instalación de marquesinas para optimizar el uso del espacio.

En el caso de la eólica (hasta 5 MW por proyecto), la subvención oscilará entre el 20% para la instalación en grandes empresas y el 50% en los sistemas más pequeños para pymes. Además, los particulares podrán beneficiarse de un 50% y las administraciones públicas de hasta el 70%..

En las instalaciones de almacenamiento detrás del contador, que en general serán baterías, las ayudas para las empresas variarán entre el 45% y el 65%, dependiendo del tamaño de la organización, mientras que los particulares, administraciones y entidades del tercer sector podrán beneficiarse de una ayuda en torno al 70%.

En climatización con renovables, la subvención dependerá de la tecnología empleada –como la biomasa o la geotermia– y será de entre el 40% y el 70% del coste subvencionable, con un máximo por vivienda. Del mismo modo, las administraciones públicas propietarias de edificios residenciales podrán obtener el 70%.

Finalmente, también se reserva una partida para los municipios con menos de 5.000 habitantes con el objeto de afrontar el reto demográfico, de tal manera que todos los conceptos anteriores se incrementarán en un 5% adicional en estos concejos.

Estas líneas de ayudas al autoconsumo y el almacenamiento de energía producida por renovables se enmarcan dentro de un paquete global aprobado esta semana por el Gobierno de España, que movilizará 660 millones, ampliables hasta los 1.320 millones.

Los programas, con cargo al presupuesto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, son las primeras líneas a gran escala a nivel estatal dirigidas específicamente a autoconsumo y almacenamiento. Las ayudas fueron consensuadas con las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial de Energía celebrada el 2 de mayo y el Real Decreto que las regula fue publicado el pasado miércoles en el BOE.

Según Díaz Aguado, las ayudas fomentarán la creación de empleo y la mejora de la competitividad de empresas y economías domésticas al reducir sus costes energéticos. Estos programas permitirán instalar en Asturias hasta 17,3 MW de nueva potencia renovable térmica y eléctrica en autoconsumo y una capacidad de almacenamiento de 5,4 MW/h.