Francisco Vázquez: “Masymas es pionero en introducir razas autóctonas asturianas”

0
2396

Uno de los buques insignia de masymas en sus supermercados es la sección de carnicería. Hace ya 26 años que la marca apostó por vender carne de vacuno de razas autóctonas de la región, Asturiana de los Valles y Asturiana de la Montaña bajo la marca de calidad del momento dentro del antiguo Plan de Carne. Fue el primer supermercado en apostar por ello y posteriormente continuaron con IGP Ternera Asturiana de la que forman parte de su Consejo Regulador.
-¿Cómo se abastecen?
-Al principio comprábamos directamente al ganadero como los tratantes. Después se decidió adquirir un compromiso con los ganaderos pactando precios y con el compromiso de comprar toda su producción. Tras más de 25 años conservamos a aquellos primeros ganaderos y a ellos se fueron sumando otros. Masymas fue creciendo, las ventas aumentaron y continuamos trabajando con IGP Ternera Asturiana. Viendo nuestros resultados, se sumaron otros supermercados. En Masymas somos los pioneros en vender raza autóctona asturiana en supermercados. Contamos con una gran familia de ganaderías que nos abastecen.
-¿Qué significa la IGP para masymas?
-Apostamos por la IGP Ternera Asturiana, que es un gran valor para nosotros, los ganaderos tienen que estar tranquilos, nunca los vamos a abandonar. En nuestra empresa el consumo de Ternera Asturiana va en aumento y es un sello que garantiza la calidad de la carne y nos ayuda a la hora de la venta. El ganadero que está dentro de la IGP sabe que siempre va a tener al Consejo Regulador detrás apoyándole, además se está intentando crecer fuera de Asturias.
-¿Está lo suficientemente valorada la marca?
-Aquí en Asturias es reconocida, trabajamos mucho el producto al detalle en la carnicería tradicional, ahí están las ventas. Tiene otro precio, no porque sea más cara, sino porque detrás de la carne de IGP Ternera Asturiana hay familias trabajando una producción muy local, el producto cuesta más sacarlo al mercado. Hay que intentar que este valor se conozca fuera.
-¿Cómo ve el futuro?
-El problema es cómo afectará en la economía la crisis sanitaria. Habrá que apretar un poco el cinturón, hacer más oferta, pero no depende del sector cárnico, sino de la economía general. Que el producto sea local favoreció que en la pandemia no hubiese problemas de desabastecimiento. Hay que tener en cuenta que el futuro es prometedor en cuanto a que hay más juventud en el sector ganadero, lo que es buena señal. En nuestros establecimientos apostamos por producto local, cada vez el cliente está más concienciado de ello. Más del 80% de los ganaderos de Asturias están dentro de la marca, y la IGP está abierta a que se incorporen los que no están y la distribución igual, es bueno para todos.