Amable Fernández: “Es necesario volver a poner en valor a ASEAVA y la marca 100% Raza Autóctona”

0
2756

¿Qué se han encontrado en ASEAVA tras la toma de posesión del cargo?

De entrada estamos solicitando documentación a la anterior Junta de Gobierno que no nos ha facilitado nada y están llegando facturas sin justificar. No hemos recibido ninguna respuesta por su parte. Llegamos con una huelga indefinida de los trabajadores ya resuelta y los cuatro trabajadores despedidos se han reincorporado, sería imposible para la economía de ASEAVA hacerse cargo del coste de esos despidos. Por otra parte esas denuncias que tenían los cuatro trabajadores se han archivado provisionalmente, lo habitual en estos casos, y nadie ha puesto alegaciones al respecto. Ya nos hemos reunido con la Administración y con Caja Rural de Asturias, esperemos que todo vaya a partir de ahora por buen camino.

Los últimos meses han sido complicados y la tónica general la desinformación.

Han sido cuatro años de confusión. En la Asamblea del 17 de marzo los socios decidieron sobre los puntos que llevaba en el orden del día la Junta de Gobierno y esa decisión fue soberana, cambiar la Junta electoral y votar. La Junta electoral desbloqueó en dos meses lo que otros llevaban paralizando cuatro años. Tres miembros de la otra candidatura dimitieron y finalmente se eligió entre refrendar nuestra lista o abrir un nuevo proceso electoral. Estos movimientos supusieron un gran gasto a la Asociación y nadie dio explicaciones.

Desde la asamblea de marzo hasta el 20 de mayo ¿qué sucedió puertas adentro?

Sin poder ofrecer más datos, en ese tiempo se gastó bastante dinero y se pagaron facturas que no sabemos. Por poner un ejemplo, aún no ha aparecido el contrato del señor López, gerente que teóricamente contrató la anterior Junta de Gobierno. E incluso se pagaron facturas el sábado 18 de mayo, muy curioso. Estamos analizando los hechos jurídicamente para tomar las medidas oportunas, incluso a partir del 20 de mayo es posible que alguna persona en nombre de la Asociación haya dado algún paso con nuestro desconocimiento.

Nuestro objetivo es que el desfase que pueda haber de marzo a mayo no conlleve a la Asociación a un calvario económico. No sabemos la cantidad aún.

¿En qué punto está el proceso concursal de Xata Roxa?

Estamos esperando a que se resuelva la pieza de calificación. Un concurso tiene varias fases y una de ellas es la de determinar quién ha sido, si es que ha sido alguien, el responsable de la situación. Los socios hicieron un esfuerzo en su día cuando se les pidió la aportación de 400.000 euros. Nosotros desde el primer minuto apostamos por Xata Roxa y votamos a favor de la ampliación de capital.

Me gustaría recordar que Xata Roxa se creó por una necesidad, cuando la enfermedad de las vacas locas hubo un problema importante con la comercialización. ASEAVA le dio solución, hubo un aporte de capital y no todos los ganaderos quisieron entrar, incluso al principio se tardó varios meses en cobrar los terneros, pero era una alternativa.

Todo funcionó hasta 2020, todos los ganaderos querían matar con Xata Roxa, lo que denota que funcionaba. A partir de ahí hubo personas con ciertos intereses que provocaron que se fuese al garete y lo consiguieron. Posiblemente si hace 4 años hubiese habido elecciones, no hubiésemos llegado a esta situación. Las decisiones son responsabilidad de la Junta de Gobierno, no de los trabajadores. Lo que tenemos ahora es el fruto de 4 años atrás, hasta ese momento Xata Roxa funcionaba, su objetivo nunca fue ganar dinero, simplemente era no perder, ofrecer un precio justo al ganadero y cubrir los gastos. A partir de la marcha de Efrén, el comercial, parece que empezaron los problemas.

El juez será quien decidirá si es que hay responsabilidades. El concurso está ahí y la situación de los despidos justificada, si algunos trabajadores han adoptado una decisión procesal, seguramente con la mejor de las intenciones, a última instancia ha terminado por complicar que ellos puedan cobrar directamente de Fogasa y seguramente puede que tarden más en cobrar a causa de esas impugnaciones. Es un tema que habrá que solucionar desde una perspectiva responsable y jurídica correcta para el que tenga que cobrar algo de ASEAVA lo cobre en la medida que lo tiene que cobrar.

¿Y los ganaderos que tienen terneros por cobrar?
Estamos estudiando la posibilidad de pagar y de qué forma. Estamos esperando a ver qué pasa con el tema concursal y a partir de ahí nos plantearemos las cosas. Nuestra idea es pagar a los ganaderos lo que se les debe. Somos parte afectada y también la que tiene que pagar el plato roto de haber llegado hasta aquí.

¿Qué ha supuesto para el sector cárnico asturiano estos cuatro años de paralización?
No ha sido solo la paralización, el conflicto ha generado descrédito y falta de confianza. Somos la única comunidad autónoma que cuenta con dos razas de vacuno autóctonas, Asturiana de los Valles y Asturiana de la Montaña. ASEAVA es ejemplo en el ámbito nacional y estamos presentes en 14 comunidades. Llegó un momento que se creó tal desconfianza hacia la raza que los ganaderos no se fiaban, cuando éramos una referencia.

En el valor de la carne, hace cinco años estábamos por encima del precio de mercado y ahora estamos por debajo. La gestión fue nefasta. Y el responsable tiene nombres y apellidos, aquí no hay que esconderse. A día de hoy un señor que quiere ejercer de presidente de una Asociación y lleva cuatro años desaparecido, por problemas de salud o lo que sea, si no está dando la cara y trabajando, lo que debe de hacer es apartarse y dar paso a otro. En este tiempo, otros ya habían estado preparando una Asociación paralela, y hablado con el Ministerio para ver los requisitos para llevar el libro genealógico. Se quería destruir ASEAVA. A día de hoy desconocemos las intenciones o hasta dónde querían llegar. Xata Roxa la cerraron, hablaron de Asturgen y la situación nada tiene que ver con lo que decían, creemos que había más intereses.

¿Cuáles son los planes más inmediatos de la Junta de Gobierno?

Que ASEAVA vaya normalizándose dentro de las circunstancias. En septiembre o en octubre queremos hacer una Asamblea Extraordinaria para explicar y analizar lo que han supuesto los gastos de los últimos 4 años. Queremos que haya transparencia y comunicación con los socios para informar de la situación. Hemos tenido un primer contacto y trataremos que con cierta asiduidad los socios sepan lo que estamos haciendo y nos estamos encontrando.

El próximo marzo hay una asamblea de socios, y en ella decidirán si estamos haciendo la gestión bien o no, estamos para cuatro años si los socios lo deciden.

¿Continúan las demandas?
Sí, dos de la antigua Junta electoral cuya coletilla final es que el juzgado meta todos los gastos a la Asociación. Como socio, que pidan que la Asociación siga gastando dinero en pleitos, es un claro interés de destruir. Lo que no se acaba de entender es que cuando a un socio le nombran para formar parte de un órgano como es una Junta electoral que debe ser imparcial, se dedique a meter demandas contra todo lo que hace la Asociación, si un candidato se sintiese agraviado, podría recurrir o impugnar, pero es extraño que una Junta electoral esté empeñada no solo en ir contra actos de la Junta de Gobierno sino de la asamblea general y además apele una sentencia de la Audiencia al Supremo.
Esos dos miembros de la anterior Junta electoral tendrían que explicar por qué se quedaron solos y cambiaban de abogados pretendiendo ahora que todos los socios corran con los gastos.

¿La celebración del Concurso Nacional de la raza en Cangas del Narcea fue determinante?

Finalmente y pese a mil complicaciones, se celebró, pero ni la secretaria ni el presidente se presentaron allí. Pienso que lo que les interesaba era seguir enfrentando a la gente y el desgaste. Tanto ganaderos como trabajadores demostraron que hubo interés por sacarlo adelante y posteriormente con la asistencia de socios a la asamblea que ratificó nuestra lista, era evidente que los socios querían dar solución al bloqueo.

¿Qué impresiones están recogiendo de los socios?

Va a costar mucho volver a dar la estabilidad que merece la Asociación. Los ganaderos cayeron en un desánimo muy grande, el daño que se hizo a la Asociación y al sector, no solo a nivel regional sino nacional es muy grave. Pertenecer a la Asociación no es ir a los concursos, influye en otros temas importantes: el seguro del ganado tiene una reducción de costes por tener animales inscritos, o si estás en un plan de calidad, o si tienes un daño del lobo con certificado ya se sabe el incremento que hay, o en Agroseguro para hacer una valoración especial a los animales tienes que estar en un libro genealógico, de generaciones. Cuando se hizo la Asociación los ganaderos estaban muy ilusionados por seguir ese camino y hay ahora una generación que se encontró el trabajo hecho, las oficinas costaron mucho esfuerzo, se debió mucho más dinero que el que se debe y siempre salimos adelante. Ahora hubo ciertos intereses en que ASEAVA desapareciese, ir contra los trabajadores, que son los mismos que llevan 40 años y estuvieron con distintas Juntas de Gobierno, que es lo cambiante, si antes Aseava iba hacia arriba y era un ejemplo, hay que tener una cura de humildad e ir al problema. Si hicieron cosas mal, es que nadie los dirigía. La Asociación va desde la cuadra a la Junta de Gobierno, o de la Junta de Gobierno hasta la cuadra y en medio están los trabajadores. Si hablamos de que se mejoró fue la labor de todos en equipo y si una pata falla nos vamos al garete.

Conozco la Asociación desde que nací y la viví, llevo 33 años en la actividad, la vi ir creciendo, lo de estos 4 últimos años nadie se lo esperaba. Hubo otra época dura, con
dos candidaturas y se fue a elecciones. Sin embargo ahora se impedía que los socios votasen.

¿Cómo ve el futuro?
Si todo el mundo rema en la misma dirección lo veo bien. Necesitamos volver a poner en valor la Asociación y la marca 100% raza autóctona, e intentaremos informar de la realidad y que los socios vayan valorando si seguir adelante.