El nuevo modelo de gestión forestal apuesta por la prevención de incendios y la conservación de la biodiversidad

0
1594

La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial avanza en un nuevo modelo de gestión forestal del territorio que favorece la prevención de incendios y la conservación de la biodiversidad. Las actuaciones previstas permitirán recuperar hábitats en zonas de alta recurrencia de incendios, mediante un sistema de ganadería en extensivo, en áreas de escasa densidad de población del occidente de Asturias.

Los proyectos, cuya redacción acaba de finalizar, se desarrollarán en los concejos de Valdés, Cangas del Narcea, Cudillero, Pravia, Tineo, Allande y Salas, tanto en montes público como privados (como son los vecinales en mano común y proindivisos), lo que permitirá multiplicar el efecto sobre centenares de propietarios y usufructuarios de estos terrenos forestales.

Estos trabajos, dotados con 700.000 euros, cuentan con financiación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) que moviliza los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR).

Las obras incluyen la retirada de arbolado y restos quemados en zonas afectadas por incendios, así como la reducción de árboles, hasta dejar una densidad que se asemeje un paisaje adehesado, de forma que el ganado en extensivo pueda aprovechar el pasto.

Las parcelas, con una extensión mínima de 10 hectáreas, se dotarán de infraestructuras ganaderas (abrevaderos, mangas, accesos, etc…) y cierres perimetrales en algunos casos, para garantizar una adecuada carga ganadera y un aprovechamiento ordenado.

Este modelo silvopastoral ya se ha puesto en marcha en algunas zonas del noroccidente con buenos resultados. Algunos de los ejemplos más significativos se localizan en La Espina (Salas), donde grandes parcelas jalonadas de abedules y robles permiten al ganadero disponer de pastos de calidad con una fórmula de pastoreo bajo arbolado, que mejora el bienestar animal y favorece la nidificación de aves, las cuales, además, permiten un control biológico de especies como la rata topera.

Mosaico silvopastoral cantátrico

El paisaje asturiano se caracteriza por el denominado mosaico silvopastoral cantábrico, que atesora un amplio nivel de biodiversidad y también un significativo valor social y económico. La larga tradición de asentamiento y aprovechamiento humano ha ido modelando el monte mediante la combinación de prácticas tradicionales de agricultura, ganadería extensiva y gestión forestal.

El nuevo modelo que impulsa el Principado contribuirá a recuperar el tradicional mosaico paisajístico de la cornisa cantábrica, caracterizado por la alternancia de bosque, prado y vegetación arbustiva, mediante la ruptura de la continuidad del arbolado. De este modo, aumentará la resiliencia del espacio frente a los incendios, al tiempo que se favorecerán la biodiversidad y los valores naturales.