GUARDIANS traerá soluciones inteligentes para el campo europeo en los próximos 4 años

0
1823

Gijón fue la sede ayer y hoy de una reunión internacional del proyecto Horizonte Europa GUARDIANS, en la que participan medio centenar de personas, representantes de los 22 socios que forman parten del proyecto, repartidos en 9 países.

Este evento configura la reunión de arranque del proyecto GUARDIANS que inició su andadura el pasado 1 de junio. Esta iniciativa europea tiene como objetivo fundamental el empoderamiento de pequeñas y medianas explotaciones agroalimentarias para que puedan ser competitivas a través de tecnologías digitales, aglutinando el trabajo de 22 socios repartidos por 9 países europeos y que tendrá una duración de cuatro años.

CTIC Centro Tecnológico lidera este proyecto, lo que para Pablo Priesca Balbín, Director General de CTIC, es una gran oportunidad para “situar CTIC RuralTech como un referente en Europa, lo que es muy relevante, en especial teniendo en cuenta que los proyectos enmarcados en Horizonte Europa son muy competitivos.”

“Poder liderar un proyecto como GUARDIANS nos permite tener una gran capacidad de maniobra para poder difundir lo que se está haciendo” argumenta Priesca.

La actividad del Centro viene definida por las características específicas del campo asturiano. “Asturias es una región de pequeños productores, tanto agrícolas como dedicados a la ganadería, no tiene nada que ver la estructura del campo asturiano con lo que encontramos en otras regiones”, explica el Director.

GUARDIANS propone diseñar un marco metodológico de co-creación multi-actor y desarrollar un conjunto de soluciones digitales innovadoras, incluyendo tecnologías de software (SW) y hardware (HW), que pueden clasificarse en tres categorías centradas en:

  • Resolver problemas relacionados con los informes administrativos y de financiación de la PAC (Política Agrícola Común)
  • Agricultura inteligente para el apoyo a la mano de obra (SMART)
  • Valorización medioambiental (ENV)

Para ello se van a adaptar a este contexto una serie de tecnologías que ya existen a través de una metodología de co-creación en la que intervienen múltiples actores y que dará lugar a soluciones inteligentes. El proyecto viene apoyado además por un paquete que se encargará de impulsar las tasas de aceptación y adopción de tecnologías digitales innovadoras por parte de los agricultores. Esto le da al proyecto un componente social, ya que está muy enfocado a involucrar diferentes roles dentro de la cadena agroalimentaria como, por ejemplo, cooperativas, ganaderos, agricultores, tecnólogos… que compartirán conocimiento que posibilite adaptar esas tecnologías a los usuarios finales. De esta manera, las pequeñas explotaciones agrícolas podrán beneficiarse del uso de esas tecnologías basadas, por ejemplo, en Inteligencia Artificial o drones.

En este contexto, se barajan un conjunto de 9 tecnologías independientes entre sí que van a dar lugar a un catálogo de soluciones adaptadas a agricultura y ganadería.

El objetivo final de GUARDIANS es buscar que el mayor número posible de explotaciones en los países participantes utilicen esas tecnologías. La pretensión es llevar a cabo al menos 25 procesos de digitalización, donde esas tecnologías disruptivas se incorporen a los procesos productivos.

GUARDIANS se pondrá a prueba en seis casos piloto en 11 explotaciones agrícolas identificadas como casos de uso que abarcan diferentes sectores y representan diversas condiciones medioambientales, climáticas y socioeconómicas en toda Europa. Los pilotos estarán situados en España (Castilla y León; Asturias), Italia, Suecia y República Checa.

El punto de partida del proyecto son 22 granjas de diferentes tipologías repartidas por toda Europa: ganadería de leche o de carne, cultivos de secano o regadío, etc. alcanzando un total de 95 agricultores a través de la fase de despliegue y replicación.

En concreto en Asturias, trabajarán con dos explotaciones en las que aplicarán tres casos de uso, dos de ellas desarrolladas por CTIC Centro Tecnológico y la tercera por uno de los socios internacionales del proyecto, en este caso la irlandesa Carbon Harversters.

“Nosotros creamos un centro de innovación tecnológica para el medio rural en Peón y GUARDIANS es un proyecto europeo que encaja en la filosofía de CTIC RuralTech, que es probar tecnología en pequeños productores locales de agroganadería con el objetivo claro de intentar mejorar la productividad y rentabilidad de las explotaciones utilizando tecnología y, a la par, mejorar la calidad de vida de las personas que viven en el medio rural”, manifiesta Pablo Priesca.

El equipo de CTIC RuralTech lleva tres años llevando a cabo en las instalaciones de Peón una actividad similar a la de GUARDIANS, algo que se apoya en los 20 años de experiencia de la sede de CTIC en Gijón y el liderar este proyecto europeo, les permite “intensificar esa acción de experimentación en proyectos tecnológicos y, al mismo tiempo, poder ver la experiencia de lo que se está haciendo en otros países en este sentido”, explica Pablo.

El proceso de implementación seguirá las siguientes fases:

  • Presentación de esa tecnología
  • Fase de co-creación
  • Definición de las necesidades a solventar por esa tecnología y adaptabilidad de la misma al caso concreto. En esta etapa, estarían involucrados todos los agentes de la cadena y el siguiente paso sería la creación de una hoja de ruta dentro de GUARDIANS.
  • Superado el proceso de adaptación de esa tecnología, se testean en una serie de granjas que están a cargo del SERIDA (Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario). Por lo que todas las tecnologías que desarrollarán y adaptarán los diferentes socios del programa se probarán en Asturias.
  • Una vez rematada la fase de testeo, se llevarán a diferentes pilotos, tanto de Asturias como del resto de Europa, con el objetivo de extrapolarlos o replicarlos después en otras granjas, con desarrollos a medida que solventen las necesidades concretas de cada explotación.

Además, GUARDIANS tiene un componente tractor al ecosistema empresarial europeo, ya que incluye una fase (Financial Support to Third Parties – FSTP) de concurso donde se valorarán propuestas de financiación en cascada, con la que las empresas podrán plantear sus proyectos, siempre en el marco general de GUARDIANS, es decir, proporcionando nuevas tecnologías de diferente tipología para las pequeñas y medianas explotaciones y, de resultar seleccionadas, pasarían a desarrollarlos en el marco de este programa europeo. La cuantía total para estos nuevos desarrollos es de 820.000 euros.

“Nuestra idea es situar al centro de Peón como un referente, no solo regional, que ya lo es, sino a mayor escala ya que no existe en toda España un lugar similar, un centro de innovación tecnológica e innovación territorial dedicado al medio rural que está ubicado, precisamente, en el medio rural”, concluye Pablo Priesca.