SAT Los Laureles: «Al que le gustan las vacas busca genética y mejora»

0
1934

SAT Ganadería Los Laureles de Argüero (Villaviciosa) es la explotación asturiana que se encuentra entre los Maestros Criadores 2021, título que CONAFE otorga basándose en los animales cuyo nacimiento esté dentro de un marco de 15 años. Esta distinción sólo se puede obtener cada diez años. Ganadería familiar con 200 animales de raza Frisona de las cuales 100 son vacas madres y el resto terneras  novillas, cuenta con una producción anual por vaca de 11.600 litros de media con un 4,20 de grasa, un 3,40 de proteína y 130 células somáticas de media. La ración de mezcla unifeed está compuesta por silo de maíz, heno de alfalfa, silo de raigrás y pienso de ASA.

-¿Qué relevancia tiene la genética en su ganadería?

-Llevamos muchos años trabajando en ello, siempre tratando de utilizar toros punteros en ICO y en tipo, porque combinamos y  al cabo de los años se nota. Actualmente podemos decir que ASCOL dispone de un buen catálogo de toros que no envidia a ninguno de Canadá o Estados Unidos. El que disfruta de las vacas cuando va a ordeñar le gusta que tengan buenas ubres, pezones bien colocados…. El que le gustan las vacas de verdad, busca genética y mejora, otros van más a tipo, en definitiva se busca vacas rentables.

-¿Qué significa para usted estar entre los Maestros Criadores de CONAFE?

-Es una satisfacción, te paras a analizar y todo esfuerzo tiene recompensa, los acoplamientos, la elección de toros, criar mejores vacas… y tenemos cabaña propia, no se compra ganado fuera.

-¿Es aficionado a los concursos ganaderos?

-Sí, normalmente nuestra ganadería participa en el de Villaviciosa, en el Regional y en el Nacional no todos los años, si coincide que tengamos animales en buen momento. En los concursos tienes opción a comparar, ver lo que tienen los demás, y debería haber más armonía, ganar nos gusta a todos, pero es muy importante saber perder, el respeto debe estar ante todo.

-¿Cómo valora la situación del sector?

-La situación del campo y de la ganadería ahora mismo es mala, la subida de los costes de producción se ha disparado y el precio de la leche sigue estancado. Hay un desajuste de precios que nos echa para atrás para hacer inversiones y hubo numerosos cierres por no poder aguantar este tirón.

-¿Tiene relevo generacional?

-No, tengo un hijo que trabaja en otro sector. Personalmente, toda la vida me dediqué a lo que me gustó desde pequeño y si me volviera de 18 años repetiría. Vi la ilusión de Mario, el niño de Nava al que los Reyes Magos le trajeron una ‘xatina’… ojalá estos niños puedan seguir con esa afición, se les debería apoyar, la ganadería tiene que ser un sector del que se pueda vivir, el campo queda desierto por falta de rentabilidad. Y concretamente en nuestra zona, ganadería y turismo no son compatibles.

-Para finalizar ¿le gustaría puntualizar algún tema?

-Sí, a ver si estos políticos piensen en el campo y la mar, base de la producción de alimentos y que nos traten dignamente. España sigue vaciándose y quien cuida el campo son los ganaderos. Hay que conseguir que las ganaderías familiares puedan vivir dignamente con una gestión adecuada.