Cooperativas Agro-alimentarias de España respalda el papel de la ganadería y pide la dimisión del ministro Garzón

0
180

Cooperativas Agro-alimentarias de España considera inaceptables las afirmaciones realizadas en The Guardian por el ministro Alberto Garzón, especialmente las relacionadas con las hipotéticas exportaciones masivas de carne de baja calidad procedente de animales maltratados; por lo que reclama su dimisión. Asimismo, también considera injusto que una vez más el titular de Consumo señale al sector ganadero como causante principal del cambio climático, presentando para ello información tergiversada y emitiendo descalificaciones generalizadas que no se corresponden con la realidad del sector ganadero español. Lamentamos que la actitud del ministro Garzón se asemeje más a la de un activista que a la de un miembro del gobierno.

El duro ataque proferido por el ministro Garzón resulta doloroso e incomprensible por varios motivos. En primer lugar, por generalizar y asumir que la problemática de la ganadería española gira en torno al modelo de las macrogranjas, cuando éstas no representan en absoluto el panorama productivo mayoritario de nuestro territorio. En todo caso, y en aquellas zonas en las que hay instaladas granjas de mayor capacidad, éstas cumplen estrictamente con la legislación vigente, incluida la normativa de ordenación de explotaciones de los diferentes sectores, que establece en algunos casos capacidades máximas para las granjas, y que han sido aprobadas por el propio ejecutivo al que pertenece el ministro.

Por otro lado, es especialmente grave y dañino, que en lugar de impulsar y construir un sereno debate nacional sobre el futuro modelo productivo del país, un ministro del gobierno español realice acusaciones de tal gravedad, basadas en argumentos falaces, en un medio de comunicación extranjero. Dichas declaraciones podrían tener un importante impacto comercial en el sector ganadero cárnico, altamente dependiente del comercio internacional.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España queremos recordar al ministro Garzón que el sector ganadero está totalmente comprometido con la sostenibilidad medioambiental y cumple estrictamente con el modelo de producción europea, el más estricto del mundo. Además, se recuerda una vez más que el sector ganadero español lleva años trabajando en la mejora del bienestar animal, concretamente a través del desarrollo de certificaciones de bienestar animal impulsadas por el propio sector desde las interprofesionales, o de manera privada con sellos ya existentes. Es conveniente remarcar también que el pasado año desde España se exportaron carne y productos cárnicos por un valor de 9.145 millones de euros, y que España es también el segundo mayor exportador mundial de carne de porcino. Estos datos avalan la enorme profesionalización del sector, que ha conseguido alcanzar unos estándares de bienestar, salud animal, calidad de la producción, y eficiencia muy elevados y que son alabados en todo el mundo.

Es también igualmente importante el papel que juegan los sectores ganaderos en la vertebración del territorio, el mantenimiento de la población rural y del paisaje, y su contribución a la economía de la llamada España vaciada, donde la ganadería permanece y no se deslocaliza.

Cooperativas Agro-alimentarias de España espera que el Ministro de Consumo rectifique sus palabras, muy perjudiciales para el sector ganadero nacional, y dimita en consecuencia de la actitud demostrada, claramente dañina para un importante sector productivo. Sería deseable que el futuro existiese una coordinación con el Ministro de Agricultura a la hora de lanzar sus mensajes con datos contrastados, y se espera que sus esfuerzos se dirijan más a evitar la competencia desleal de alimentos procedentes de terceros países que no cumplen los mismos estándares de producción que los europeos, siendo menos sostenibles comprometiendo la rentabilidad y la viabilidad de las explotaciones ganaderas.